24/4/16

El País Libre: Un relato de la cruzada de los niños, de Neil Gaiman



¡ECC Ediciones nos trae la edición definitiva del primer y único crossover de Vertigo!



El País Libre: Un relato de la cruzada de los niños (The Childreen's Crusade) fue el primer crossover (y único) de la historia de Vertigo, el sello adulto de DC Comics. Ideado principalmente por Neil Gaiman en colaboración con otros tantos artistas de la editorial: Toby Litt, Jamie Delano, Alisa Kwitney, Peter Gross, Chris Bachalo y Peter Snejbjerg, esta mágica y misteriosa historia involucró a varios de los personajes infantiles más importantes del mundo fantástico y místico de Vertigo, provenientes de cómics tan prestigiosos como Sandman, Animal Man, La cosa del pantano y Orquídea Negra.

Trama

La trama de esta novela gráfica comienza con la desaparición de todos los niños de un pequeño pueblo llamado Flaxdown. De un día para otro, todos estos niños - exceptuando uno - se volatilizaron de la faz de la tierra y ningún padre, profesor o policía sabía que había ocurrido con ellos. Es entonces cuando la única niña que no desapareció del pueblo, porque ese día estaba en Londres con su tía, decide contratar los servicios de dos detectives, Rowland y Paine, para que comiencen la búsqueda de su hermano, que es uno de los niños desaparecidos de Flaxdown. La historia parece estar relacionada con la leyenda del País Libre, un precioso lugar donde tienen cabida todos los niños del mundo y donde pueden escapar de un planeta dominado por los adultos y sus ambiciones. Además, el título 'La cruzada de los niños' hace referencia a un acontecimiento real en el que un grupo de 20.000 niños habían hecho un largo viaje por Europa y África para unirse a las cruzadas, en el año 1212.

A finales de los años ochenta y primera mitad de los noventa, Vertigo se convirtió en una de las máximas referencias del cómic para público adulto de todo el mundo. Títulos tan exageradamente brillantes como Sandman, de Neil Gaiman, Animal Man, con etapas fascinantes de Grant Morrison y Jamie Delano, Orquídea Negra, también de Gaiman y La cosa del pantano, con espectaculares tramas de Alan Moore y Mark Millar, fueron las delicias de multitud de seguidores de cómic que anhelaban historias maduras, oscuras y exentos de los límites argumentales que se podían encontrar en títulos de cómic dirigidos a un público infantil o adolescente. Y fue en 1993 cuando se dio la oportunidad de forjar lo que se convertiría a la postre en el primer y único crossover de la historia del sello. Un crossover, para los que no estén familiarizados con este concepto, ocurre cuando varios personajes de diferentes series comparten una misma historia (o nuevo título) en el que se interrelacionan. Este evento fue 'The Childreen's Crusade' (La cruzada de los niños) y unió a los niños de las colecciones más importantes de aquellos tiempos: Sandman estaría representado por los detectives Edwin Paine y Charles Rowland, que habían aparecido en 'Estación de nieblas', La cosa del pantano sería representado por Tefé, la hija del mismo, Animal Man nos traería a la mismísima hija de este, Maxine, Suzy vendría de Orquídea Negra y de Doom Patrol (La Patrulla Condenada) vendría Dorothy. 

Elegidos los personajes principales, Neil Gaiman se puso manos a la obra e hizo lo que mejor sabe hacer: escribir una intrincada y elaborada trama en la que destacaría el misterio y la intriga con una narración poética y exigente con el lector. Siempre relatada en un tono sombrío y con un trasfondo mágico y místico. Aunque pueda parecer paradójico y a pesar de que todos los personajes que nos encontramos en este cómic son niños, la historia está dirigida a un público maduro capaz de entender toda la filosofía que nos suele introducir Gaiman en sus obras. Para realizar la historia, Gaiman se encargó del inicio y el final de la misma, mientras esperaba como iba a afectar esta historia a las series que involucraba el crossover (La cosa del pantano, Animal Man, Doom Patrol...). Pero no recibió respuesta ya que las series que debían verse afectadas por el evento ignoraron la trama de 'La cruzada de los niños', dejando la historia de Gaiman inconclusa, con un inicio y un final pero sin ningún nexo entre ellos... ¡un batiburrillo casi sin sentido que habían sido publicados en dos números! ¿qué hacer entonces? Debido a las obligaciones comerciales de los diferentes autores de Vertigo y del propio Gaiman, que seguía inmerso en su serie estrella, Sandman, este fallido intento quedó en el olvido durante años...

...hasta que apareció Shelly Bond, la nueva editora de Vertigo desde 2013, que sustituyó a la fantástica Karen Berger (la que permitió que se publicaran los grandes títulos de la editorial en los años 80, 90 y principios de siglo), que decidió crear una historia central nueva que sirviera de nexo entre inicio y final, para poder editar y publicar este cómic en formato de novela gráfica. Los elegidos para esta arriesgada propuesta fueron el novelista Toby Litt y el dibujante Peter Gross y el resultado fue, por lo menos, que consiguieron unir de forma eficaz toda la historia que proponían los autores originales 15 años antes...

A grandes rasgos, en este cómic se nota muchísimo el otro afán de Neil Gaiman además de escribir cómics. Este autor británico es un prolífico escritor de novelas y cuentos, y en el caso de este cómic, creó un nuevo cuento mágico, con grandes influencias de 'Alicia en el País de las Maravillas' y 'Peter Pan', siempre mostrándonos la niñez como una fase de libertad y oportunidades únicas que desgraciadamente siempre resulta pasajera... La obra resulta compleja y se vio afectada por la ineficacia inicial a la hora de plantear una parte central, pero tiene toda la magia del estilo Gaiman y resulta bastante sorprendente ver a tantos personajes de Vertigo en una misma trama.

También nos gustaría hacer referencia al trasfondo y la mayor influencia de todas acerca de 'La cruzada de los niños', un acontecimiento real que resultó ser una de las historias más dramáticas relacionadas con la batalla de las cruzadas. En 1212, un niño tuvo una visión en la que Jesucristo le encomienda formar una cruzada de niños para dirigirse a Jerusalem. Durante su camino consigue reunir a 20.000 niños, aunque durante el camino van desertando muchos de ellos y otros tantos mueren de hambre, llegando solamente a Niza un total de 2.000. Para poder cruzar el Mediterráneo, estos niños llegan a un trato con varios mercaderes, aunque cuando llegan a su destino, Alejandría, son vendidos como esclavos. Mezcla de ficción y realidad (no está claro si eran niños realmente o adultos...), la idea de esta historia subyace en todo el cómic y es mencionado en varias ocasiones, además de darle el título al cómic.


Edición

El tomo que publica ECC Ediciones es bellísimo, de tapa dura y con una introducción fantástica de Neil Gaiman explicando cómo surgió la idea y las complicaciones que tuvo la misma. 


En conclusión...

Este título es historia del cómic en estado puro. ¡El único crossover de la historia de Vertigo!


EQUIPO CREATIVO Y PUBLICACIÓN

Publicación original: 'The Children's Crusade' #1-2 fue publicado entre 1993 y 1994. Y en 2015 se completó la historia, publicando el tomo 'Free country: A Tale of the Children's Crusade'.

Publicación en castellano: 'El País Libre: Un relato de la cruzada de los niños' fue publicado por ECC Ediciones en febrero de 2016.

Ficha técnica:

- Cartoné (Tapa dura)
- A color
- 208 páginas
- ISBN: 9788416581818
- Precio: 20,50 euros




Guión: Neil Gaiman, Alisa Kwitney, Jamie Delano y Toby Litt

Dibujo: Chris Bachalo, Peter Gross y Peter Snejbjerg

Portada: Mark Buckingham



¡Pura magia y, a pesar de que todos los personajes sean niños, una historia adulta y bastante compleja!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

También te puede interesar: