11/10/16

Transmetropolitan #10: Una vez más



Una de las obras maestras del cómic de ciencia ficción cierra el telón en su décimo tomo recopilatorio.


Después de 10 intensos volúmenes, ECC Ediciones publica el último arco argumental de la serie de ciencia ficción más apabullante de principios de siglo, un título que ayudó a convertir al guionista Warren Ellis en una de las máximas referencias del noveno arte, con la inestimable ayuda del espectacular dibujo de Darick Robertson.

"No estoy cambiando una puta mierda. Soy un escritor. Un periodista. No cambio una mierda. Lo que hago es daros las herramientas para comprender el mundo y que así podáis cambiar las cosas. Y estoy aquí atrapado, esperando a que vosotros las hagáis".

Puntuación:
Publicación en España: Transmetropolitan núm. 10: Una vez más, publicado por ECC Ediciones en julio de 2016.
Publicación original: Transmetropolitan #55-60 (2002), Transmetropolitan: I Hate It Here (2000), Transmetropolitan: Filth of the City (2001), por Vertigo (DC).


Guión: Warren Ellis
Dibujo: Darick Robertson y Rodney Ramos (tinta)
Portada: Darick Robertson (Transmetropolitan: Filth of the City)
Formato: Rústica
Páginas: 256 páginas, Color
ISBN: 978-84-16746-82-8
Precio: 22,50 euros

C'est fini... Cuando comienzas a leer Transmetropolitan, el nivel de adicción que te crea la colección desde el primer volumen es tan grande que ya no puedes más que desear que siga para delante, que no acabe nunca y que siempre haya alguna nueva investigación sobre la que Spider Jerusalem deba hincar el diente, como si de un lobo feroz se tratara. Pero se acabó, la historia se cierra al completo sin vuelta atrás ni para el personaje principal ni para la investigación que estaba llevando a cabo este cínico periodista. Decimos adiós no sólo al antihéroe definitivo, un tipo repulsivo en muchas ocasiones, machista, drogadicto y paranoico, sino a un futuro realmente atractivo. Una distopía ciberpunk deprimida, en la que los gobiernos siguen estando igual de corruptos (o más) que en la actualidad y en la que multitud de situaciones provocan una inexorable reflexión sobre la religión, la cultura, la publicidad, los medios de comunicación, la prensa y la discriminación. Como otros grandes autores han hecho con anterioridad en diversas obras de ciencia ficción, Warren Ellis aprovechó su obra para plasmar todas sus inquietudes sociales del presente, todo ello narrado en un tono divertido, oscuro, violento y malsonante.


Trama

(Alerta: Spoiler) Spider Jerusalem lleva varios capítulos indagando en una trama de prostitución en la que está involucrado el presidente de los Estados Unidos, que ha ordenado que sea asesinadas las prostitutas con las que mantuvo relaciones... Además, ha hecho que maten a su propia familia (mujer e hijos), haciendo que parezca un accidente y así volver a ganarse el favor de la población para ganar de nuevo las elecciones. Por ello, Spider está en una auténtica batalla contra el presidente, en busca de pruebas que le incriminen y poder así acabar con su candidatura. Pero Spider está gravemente enfermo de una afección que le puede dejar en estado vegetativo... (Fin del spoiler)

¿Conseguirá Spider Jerusalem que la gente descubra la trama de prostitución en la que está involucrado el presidente de los E.E.U.U.?, ¿llegará al final o sucumbirá a la enfermedad degenerativa que padece? Antiguos aliados aparecerán en el momento más oportuno, ¡y la situación llegará a un punto de éxtasis imposible!

Después del final de la serie regular, este tomo recoge dos números especiales, 'La escoria de la ciudad' y 'Odio todo esto', que fueron publicados antes del fin de la serie regular y en los que los mejores autores de la industria rindieron tributo al protagonista de la obra y el futuro creado por Warren Ellis.


Los últimos números de la serie y dos especiales

Este final de tomo es un broche de oro tanto para la colección como para los seguidores de la serie ya que además de contener un final explosivo y adrenalínico como ningún otro, nos presenta dos números especiales en los que muchísimos dibujantes de cómic tomaron parte de la historia y dieron su particular punto de vista sobre el personaje y el mundo futurista creado por Ellis. Los dibujantes que colaboraron en La escoria de la ciudad y Odio todo esto (Transmetropolitan: I Hate It Here, Transmetropolitan: Filth of the City), fueron D'Israeli, Tim Bradstreet, John Cassaday, Cliff Chiang, Amanda Conner, Steve Dillon, Colleen Doran, Gary Erskine, Glenn Fabry, Marcelo Frusin, Paul Gulacy, Cully Hamner, Lea Hernandez, John Higgins, Phil Jimenez, Dave Johnson, Igor Kordey, David Mack, John McCrea, Jimmy Palmiotti, Javier Pulido, Rodney Ramos, Eduardo Risso, James Romberger, Bryan Talbot, Dave Taylor, Frank Teran, Jamie Tolagson, Brian Wood y Danijel Zezelj, entre otros. ¡Incluso Brian Michael Bendis dibujó una página!

La idea de estos dos especiales era crear una especie de diario con reflexiones sobre la ciudad y sobre todo para mostrar los aspectos ocultos del prolífico mundo futurista de Transmetropolitan, recorriendo diferentes aspectos de la historia, como las amistades de Spider Jerusalem, acontecimientos importantes de la trama, puntos clave, etc. Una labor que nos sumerge para siempre en este intrincado universo de otro tiempo:


"Creían en la justicia. Creían en el coche fantástico. Esa gente es el enemigo. Actualizad vuestros órganos sexuales hoy mismo para que podamos dejarla atrás".


A destacar

Volvemos a repetir que el final es redondo. Pero el arte de Darick Robertson y Rodney Ramos (entintado) nos deja encandilados. Porque este cómic además de ser muy bueno siempre ha sido un placer visual, con muchos detalles futuristas que no se nos pueden escapar gracias al dibujo de Robertson.


Edición

Y como colofón final, estamos ante el tomo más grande de los diez que ha publicado ECC, con más de 256 páginas (¡100 más que el resto de volúmenes!), recopilando los números 55-60 de la serie original de Transmetropolitan y dos números especiales: La escoria de la ciudad y Odio todo esto (Transmetropolitan: I Hate It Here, Transmetropolitan: Filth of the City), e incluye una carta de despedida de Warren Ellis, algo que es muy de agradecer, en la que el autor nos cuenta sus impresiones sobre el transcurso de la serie, lo que les ha pasado a él y a Darick durante el camino de cinco años de publicación y varias curiosidades más. 


En conclusión...

Warren Ellis es uno de los grandes. Heredero del talento de Alan Moore y con un gusto por lo tórrido y lo obsceno que a veces le acerca a Garth Ennis, todas sus obras merecen la pena, pero Transmetropolitan es considerado por muchos como su trabajo más concienzudo, más elaborado y, a la postre, se ha convertido en el título que más le ha encumbrado en el mundo del cómic. Su futuro distópico es perfecto, Spider Jerusalem es uno de los antihéroes más originales que existen y sus reivindicaciones sociales quedarán siempre en la posteridad en una serie que seguirá encandilando a generaciones de seguidores de cómic cada vez que sea reeditada.


Portadas y páginas interiores (Preview):








El mundo futurista que creó Warren Ellis es un futuro distópico cruel, agresivo e inhóspito, pero inteligente, con personajes atractivos narrativamente hablando y con un nivel de intriga apasionante. ¡Déjate encandilar por una de las obras de ciencia ficción y de humor de referencia en el mundo del cómic!


También te puede interesar:





   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

También te puede interesar: