26/6/17

POWER RANGERS 2: ¿Habrá secuela?



Analizamos el posible culpable del fracaso de la película y la posible salvación de la secuela.


Dean Israelite, el director de la nueva película de los Power Rangers, estrenada este 2017, ha echado la culpa del fracaso de los Power Rangers en el cine a un factor externo a su persona: la calificación por edades, ya que este filme era 'No recomendada para menores de 13 años', es decir, PG-13:

RELACIONADO: Power Rangers en Comicrítico


"Ha habido estudios de mercado sobre ello y los resultados han sido que si la película se clasificó PG - no quiero entrar en los números específicos - pero si la película hubiera sido clasificada para todos los públicos, habría habido más tráfico. Creo que los padres no estaban seguros si podían llevar a sus hijos a la película, lo que me sorprendió, porque la película es un PG-13 manso. Hicimos un montón de proyecciones preliminares, y para mí, se sentía como si niño de siete años podría tener miedo, pero en el buen sentido. A ellos les gustaba que estuvieran asustados de Rita, y salían de la película habiendo disfrutado, les gustaba lo que estaba pasando. Creo que realmente pisamos bien esa línea, así que fue decepcionante que los padres no supieran que podían llevar a sus hijos. Estoy esperando ahora, con lo que sale en DVD y Blu-ray, y On Demand, que los padres se sientan más cómodos. Que tal vez lo revisen por sí mismos y luego vean que es adecuado."


Lo que dice Dean Israelite no es descabellado, para nada, y es que hay que tener en cuenta que los Power Rangers siempre han sido un producto dirigido, mayoritariamente, a un público más infantil. El cambio en el aspecto de estos nuevos Power Rangers podría haber parado los pies de los padres, más si cabe después de la polémica que ha habido con otros filmes de superhéroes, como Deadpool, que estaba dirigida a un público adulto pero que no paró los pies de los padres a la hora de llevar a sus hijos a verla, con la consecuente polémica.


La película acabó recaudando una taquilla de 140 millones de dólares en todo el mundo, lo que supone un fracaso para una producción que costó 100 millones de dólares, sin contar los gastos de promoción. Por ahora, para que haya una secuela, haría falta que las ventas de DVDs y otras plataformas fueran muy buenas. ¡Además, todavía tiene que estrenarse en el mercado japonés (el 15 de julio)!


También hay que tener en cuenta la venta de juguetes. La venta del merchandising relacionado con la franquicia ha aumentado un 185%, y eso podría ser un motivo más que suficiente para que en Lionsgate se decanten por producir una nueva entrega.


¿Qué opinas?

3 comentarios:

  1. Yo creci con ellos y conozco muchos niños que les encanta la nueva pelicula. Igual en wikipedia hay un error dice 260 millones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te fijas, pone que han recaudado 140,2 en Wikipedia. ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. Teen Choice Awards ahi los rangers estan en la seleccion

    ResponderEliminar

También te puede interesar: