18/2/18

DOS CARAS (Pura Maldad) - Las mejores historias del villano de Batman



"Llevo toda la vida partido por la mitad, dividido en dos. En oposición constante... conmigo mismo."

Creado en 1942 en las páginas de Detective Comics #66, por Bob Kane y Bill Finger, Dos Caras es considerado uno de los mejores villanos de Batman, con un trasfondo dramático y trágico como ningún otro. En el recopilatorio 'Pura Maldad' (ECC Ediciones) podemos ver varias de sus historias más icónicas, reunidas en un solo tomo y en un formato de lujo.

RELACIONADO: Top 30 - Mejores villanos de Batman


Puntuación:
Publicación en España: ECC Ediciones, noviembre de 2017
Publicación original: Detective Comics #66, Batman #346, Detective Comics #513, Batman #410-411, Batman Annual #14, Batman: Two-Face - Crime and Punishment, The Batman Chronicles #8, Joker's Asylum: Two-Face #1, DC en 1942, 1982, 1990, 1995, 1997 y 2008
Guión:  Andrew Helfer, Bill Finger, Bob Kane, David Hine, Gerry Conway, J.M. DeMatteis, Max Allan Collins, Sholly Fisch
Dibujo: Andy Clarke, Bob Kane, Chris Sprouse, Dave Cockrum, Don Newton, Doug Wheatley, Scott McDaniel
Portada: Simone Bianchi
Formato: Cartoné
Género: Superhéroes
Páginas: 240 páginas, Color
Precio:  23,00 euros

La galería de villanos de Batman es considerada una de las más completas del cómic americano. Pocos superhéroes o antihéroes han tenido que lidiar ante la gran cantidad de dementes, lunáticos y psicópatas contra los que ha combatido el Caballero Oscuro. Personajes como el Joker, el Espantapájaros, Bane o Ra's Al Ghul, podrían llenar libros de psicopatología de las mejores universidades ya que, entre otras cosas, los villanos de Batman son un estudio de los diferentes trastornos psicopatológicos que pueden sucederle a cualquier persona del mundo. El Joker es un claro ejemplo de la sociopatía, un individuo ajeno a cualquier ley, norma o individualidad, que dentro de una anarquía radical intenta destruir todo lo que puede ver a su paso. Bane es el producto de un trauma, una psicopatía inducida por una vida repleta de violencia desde que nació, viviendo en la cárcel hasta que llegó a la edad adulta y logró escapar. El Espantapájaros, Jonathan Crane, es fruto de una oscura obsesión, de carácter casi fetichista en la que el individuo no puede parar de infligir miedo y terror a los demás, y así podemos escribir párrafos y párrafos definiendo cada uno de los trastornos de cada nuevo villano de Batman, un individuo que también tiene sus propios traumas... Y Dos Caras es, al igual que los demás, un producto fallido de la sociedad con su propio grado de locura.


Dos Caras, del trauma a la villanía


Pocos saben realmente quién es Dos Caras y porqué llegó a convertirse en el villano inestable y equidistante que representa. Aparecido por primera vez en agosto de 1942, en las páginas de Detective Comics #66, su primera historia, escrita y dibujada por Bob Kane y Bill Finger (creadores de Batman), nos presentaba a Harvey Kent (su nombre cambiaría con el tiempo a Harvey Dent, debido a que el apellido Kent coincidía con el de Clark Kent, la identidad secreta de Superman), un famoso y alabado fiscal de distrito conocido por todos como 'Apolo' Dent gracias a su belleza y galantería. Respetado por todos, su situación cambiaría para siempre cuando en un caso, uno de los acusados, el 'Jefe' Maroni, le roció de ácido la cara, deformándolo para siempre. Este nuevo aspecto provocó que la mayoría de gente le rechazara y le tuviera miedo, incluso su propia mujer, algo que irremediablemente le volvió loco. Culpando de todo a Maroni, se hizo con la moneda de éste, de dos caras, marcó una de ellas y comenzó a impartir su justicia, siempre basándose en la dicotomía de su lado bueno y su lado malo, siempre decidiendo por uno de los lados de la cara... es decir, echándolo todo a suertes.


"¡El crimen gana! A partir de ahora decidiré todo con esta moneda. Sus dos caras son símbolo de la mía... la belleza y la fealdad... el bien y el mal... ¡je, je!"

Este primer Dos Caras resultó un auténtico éxito como personaje. Representaba la derrota de la bondad ante el ataque de los criminales. Un jefe mafioso había conseguido hacer sucumbir a todo un fiscal de distrito, respetado e incluso amado por todos. Pero como personaje todavía quedaba mucho que explorar y mucho que modificar, puesto que la idea del mismo evolucionó a lo largo de los años y el concepto definitorio del porqué de su transformación en villano también lo hizo.

"Medio héroe..."


En Batman #346 y Detective Comics #513, publicados en 1982, el guionista Gerry Conway (creador de Power Girl, Punisher, la Araña Escarlata y Man-Thing) escribiría una de las historias icónicas del Dos Caras pre-Crisis (antes de 1985), la versión rudimentaria del personaje. Los aspectos más básicos del personaje consistían en realizar un sinfín de elaboradas trampas a Batman en las que el único factor común eran la dualidad y el número par. Solía hacer uso de gemelos y también de dos grupos de bandidos, unos listos y guapos, y los otros tontos y sucios. Siempre mantenía una profunda y enfermiza dualidad en todo lo que le rodeaba: vestimenta, alojamiento, etc., pero poco se ahondaba en el hecho de su locura. Pero, a pesar de esta dualidad que le rodeaba, en su personalidad no había desdoblamiento. Se había vuelto loco, pero no existía conversación interna entre dos partes. Simplemente había un trastorno de personalidad, pero ni un atisbo de doble personalidad...


De todos modos, la historia "Medio héroe..." resultaba divertidísima y nos rememoraba, por así decirlo, a la versión de Dos Caras de la serie de Batman de los años 60, con un toque que recordaba al Caballero Oscuro de Dennis O'Neil y Neal Adams.

"Tal para cual", "Una segunda oportunidad"


Todo cambiaría en la era Post-Crisis (1987 en adelante). Los editores de DC decidieron reiniciar a todos los personajes para, poco a poco, reconducirlos a todos a una nueva era y con nuevas concepciones, incluido Dos Caras. Después de Batman: Año Uno (Batman #404-407. 1987) de Frank Miller, el presente de Batman acabaría en las manos de Max Allan Collins (Camino a la Perdición), autor que concebiría a Jason Todd, el segundo Robin, en Batman #408, y que mostraría la primera cara de Dos Caras en los números 410-411 (también en 1987) en el nuevo reinicio. Pero poco había cambiado el personaje. De nuevo, era concebido como un personaje trastornado pero sin dualidad interna ninguna. De nuevo poniendo en aprietos a Batman con diferentes argucias relacionadas con el número dos y los pares, pero sin la ambivalencia que tan famoso le haría en el futuro. Era como pasar de la versión de Dos Caras de la serie de Adam West de los años 60 a la versión de Tommy Lee Jones de Batman Forever (1995), dos versiones todavía demasiado infantiles, aunque realmente divertidas y curiosas.


"El ojo observador"


En el Annual de Batman de 1990 cambiaría todo para Harvey Dent, Dos Caras. Su versión moderna arribaba para siempre para relatarnos quién era realmente Dos Caras y cuál era su verdadero trastorno. La doble personalidad aterrizaba en un fiscal de distrito acuciado por la enorme injusticia de la que era testigo en cada caso. Los criminales escapaban de la justicia por problemas burocráticos, a pesar de su demostrable culpabilidad, minando la paciencia de Dent y llevándole poco a poco a su lado oscuro. Cuando por fin llega... ¡descubrimos qué era lo que le deparaba realmente en el futuro a Dent! El Dos Caras moderno había llegado de la mano de Andrew Helfer (ganador del Premio Eisner a mejor antología en 1995 por The Big Book Of Urban Legends) y Chris Sprousse.


"Batman: Two Face - Una segunda oportunidad"


Publicado originalmente en mayo de 1995, coincidiendo con el inminente estreno de Batman Forever (junio de aquel año), y en el que aparecía el personaje interpretado por Tommy Lee Jones, poco tenía que ver el cómic con el largometraje. La historia que acontece este especial (titulado originalmente como 'Batman: Two Face - Crime and Punishment') es un trabajo retrospectivo del personaje en el que se muestra la génesis del trastorno de Harvey Dent, retrotrayendo al personaje al pasado, en el que se puede comprobar como el padre le maltrataba de forma violenta y hostil, colocando una semilla dentro de Harvey que en el futuro crecería hasta volverlo un hombre traumatizado y propenso a la doble personalidad. Estamos ante la versión madura del personaje y otra vuelta de tuerca hacia el estudio del personaje, con guión de J. M. DeMatteis (creador de la Justice League Europe, Justice League 3000, Spidercide) y dibujos de Scott McDaniel.


"Doble enjuiciamiento" y "Dos Caras por dos"


Estas dos últimas historias que se encuentran en el majestuoso especial 'Pura Maldad' nos muestran más aspectos del Dos Caras moderno, esta vez sin un enfrentamiento frontal contra Batman sino contra Jim Gordon y el Joker, respectivamente. Ambas historias fueron publicadas The Batman Chronicles #8 y Joker's Asylum: Two Face #1, publicadas en 1997 y 2008, respectivamente, con Sholly Fisch y David Hine al frente de los guiones.


Edición


La colección 'Pura Maldad' de ECC Ediciones presenta, en un sólo volumen, varias de las historias más importantes de los villanos de DC Comics. Personajes como Darkseid, Juicio Final, Lex Luthor o el Joker, ¡y ahora Dos Caras!, tienen mucho que contarnos y estos recopilatorios resultan imprescindibles para conocerlos. Tapa dura, 240 páginas y una portada soberbia de Simone Bianchi.



En conclusión...


Ningún villano ha conseguido llegar al punto de Dos Caras. Un héroe caído en desgracia, un antiguo colaborador de Batman, que desgraciadamente ocultaba una maldad en su interior más aterradora que los propios criminales a los que enjuiciaba cuando era fiscal de distrito. Su trágica historia y reinvención en los años 80 sirvió para darle un lavado de cara al personaje y presentarlo como un villano profundo y emotivo.







Lo mejor de un villano traumático, perspicaz y único... a pesar de su increíble dualidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar: