30/3/18

El nuevo lobo solitario y su cachorro vol. 7




El séptimo volumen de El nuevo lobo solitario y su cachorro continúa manteniendo el tono realista y poético de Japón que Kazuo Koike nos mostraba en la obra original de los años 70, aunque con más intriga política que nunca.

RELACIONADO: Top 50 - Los mejores mangas de la historia


Una secuela poco esperada, pero muy acertada y necesaria


Segundas partes no siempre fueron buenas, se dice en muchas ocasiones, porque, en algunas ocasiones, secuelas de películas, novelas o cómics, no han conseguido estar a la altura de las expectativas creadas por los seguidores del título. Y es que es complicado satisfacer las ansias de todo lector o espectador, que pueden esperar resoluciones diferentes en las secuelas de sus obras favoritas, aunque esto, en El nuevo lobo solitario y su cachorro, sí que se consigue. Esta continuación no se podía esperar ya que, a pesar de que había algunos cabos sueltos, la trama general quedaba resuelta de forma magistral con uno de los finales más apoteósicos y épicos del manga seinen (y el cómic en general). Entre 1970 y 1976, Kazuo Koike y Goseki Kojima habían construido una obra maestra de pura pasión samurái en la que Ogami Itto recorría todo Japón, junto a su hijo Daigoro, en busca de venganza contra los malhechores que habían conspirado contra él y le habían 'obligado' a convertirse en un asesino a sueldo y emprender el 'Camino del Infierno'. Eran 8.000 páginas de acción samurái, espléndidas reflexiones filosóficas, vistas panorámicas de los paisajes y edificaciones de la cultura de aquella época y una explicación detallada de los diferentes estamentos de la sociedad nipona, pero aquella historia tenía que encontrar su final... ¡y vaya forma de acabar! 


Y pocos pensaban que íbamos a ver algún día una continuación. Ni el propio Kazuo Koike lo imaginaba, más si cabe tras el fallecimiento de Goseki Kojima en enero del año 2000, a los 71 años de edad. Pero un gran aficionado a la obra original y gran dibujante de manga, Hideki Mori, le hizo ver la luz a Koike. Le presentó unos espectaculares dibujos imitando la concepción original del estilo de Kojima, y a su vez le mostró unas ganas y pasión irresistibles para dar continuidad a la trama, y así nació El nuevo lobo solitario y su cachorro.

"Los motivos de sus funciones eran simples: el grupo Koshi se encargaba también de mantener y gestionar infraestructuras peculiares como almacenes de armas y pólvora."

Identidad propia


Puntuación:
puntuación
Publicación en España: Por Planeta Cómic en junio de 2017
Publicación original: 新・子連れ狼 (Shin Lone Wolf), 2003-2006. Lo acontecido en este volumen fue publicado en 2005


Guión: Kazuo Koike
Dibujo: Hideki Mori
Portada: Hideki Mori
Formato: Rústica
Género: Samuráis, Seinen, Histórico, Artes marciales
Páginas: 248  páginas, Blanco y negro
Precio:  11,95 euros



Algo que destaca por encima de todo es que El nuevo lobo solitario y su cachorro rompe totalmente con el pasado y se forja como un elemento nuevo, reluciente y fresco, guardando un aspecto similar a la obra original pero también del resto de mangas seinen basados en la cultura samurái del dúo formado por Koike y Kojima: Hanzo, el camino del asesino; Kei, crónica de una juventud; El carterista, etc. De todos modos, la presencia de uno de los protagonistas de la obra original y su recuerdo, perdura constantemente y eso le da al conjunto de la trama un halo de energía que arrebata al lector de forma inmediata.

El nuevo lobo solitario y su cachorro tiene poco que ver en su trasfondo general a la primera historia porque resulta mucho más política y presenta más misterio entre sus enemigos que entre los protagonistas. De hecho, entre los tomos recopilatorios números 5, 6 y 7 (éste último), la gran parte de la trama es protagonizada por villanos de nuevo cuño, muchos de ellos de grandes ejércitos, sectas o grupos relacionados con la sociedad militar japonesa, los cuáles no podrían resultar más épicos. Los Ushiko Donki resultan ser apasionantes, un grupo secreto de expertos luchadores que harán frente a los protagonistas... y que seguirán confabulando en las sombras en este nuevo volumen. Personajes como Rinzo, Eigoro de Madea... y muchos más ahondan en la profundidad de los términos samurái, ninja y bushido desde un punto de vista diferente al disfrutado anteriormente.

"La vida del sogún actual es lo de menos: lo importante es allanar el terreno para que el gobierno de bakufu pueda durar cien años... ¡que digo cien! ¡mil!"

Hideki Mori, un arte espectacular


La ausencia de Goseki Kojima no se nota, y el hecho de que no se le eche en falta es debido a que Hideki Mori cumplió con su palabra dada a Kazuo Koike y mantuvo un estilo que hacía honor de forma permanente a Kojima. Goseki Kojima presentaba un trazo y acabado realista, adulto y repleto de sombras y sombreados en los que, gracias a sus fabulosas viñetas, conseguía imprimir velocidad y vertiginosidad a sus personajes. Es decir, era un maestro de la narrativa visual. Hideki Mori ha conseguido no sólo ser fiel a Kojima sino que le ha imprimido incluso más detallismo a su dibujo, más trazo y más línea, lo que provoca que sea realmente satisfactorio contemplar este manga.


Hideki Mori, nacido el 3 de abril de 1961, en Yonago, Tottori (Japón), debutó en el manga en 1982 en la revista Shōnen Sunday, y triunfó con Bokko, su gran obra maestra, un manga seinen histórico que fue galardonado en 1995 con el Premio Shogakukan Manga, uno de los más importantes de Japón. Colaboró con Kazuo Koike en otra obra: Kajō, y creó un manga basado en la juventud de Miyamoto Musashi (samurái real) titulado La Bestia.


Edición


Planeta Cómic publica esta serie manga en tomos rústica de formato 12,8 x 18 cm, es decir, mismo tamaño que la serie original de El lobo solitario y su cachorro, aunque con una paginación inferior por tomo, en este caso (séptimo volumen) de 248. La publicación es trimestral y la colección entera comprenderán once volúmenes.


En conclusión...


El mejor Kazuo Koike volvió en 2003 con una historia que se mete en las entrañas del sistema político y social del Japón de finales de la era Tokugawa, con más guerra, sangre, honor y traición que nunca, con un aspecto narrativo sobrecogedor y unos dibujos de Hideki Mori que hacen que nos hiele la sangre. Esto es seinen, y del mejor posible.


Arte interior de Hideki Mori


 



Un canto poético y radical hacia el final de un período, el de los samuráis, más turbulento y sangriento que nunca.





         

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar: