3/12/16

SAGA: Capítulo 6 - ¿Por qué es el mejor cómic de ciencia ficción del siglo?



Sencillamente, Saga es el cómic del siglo...


Planeta Cómic publica el sexto tomo recopilatorio de la serie más laureada de la década, ganadora de cuatro Premios Eisner directos (Mejor serie nueva en 2013 y Mejor serie regular en 2013, 2014 y 2015) y en la que Brian K. Vaughan ha sido galardonado con dos Premios Eisner a Mejor guionista (2013 y 2014) y Fiona Staples también ha ganado otros dos Premios Eisner (Mejor artista/pintora multimedia en 2014 y Mejor artista/dibujante/entintadora en 2015). Además ha sido ganadora de 6 Premios Harvey, un Premio Hugo y un Goodreads Choice... ¡Casi nada!

Puntuación:
Calificación cómic
¿Te gusta este cómic?

Publicación en España: Saga: Capítulo seis, Planeta Cómic en noviembre de 2016
Publicación original: Saga #31-36, publicados entre noviembre de 2015 y abril de 2016 por Image Comics.
Año: 2015, 2016


Guión: Brian K. Vaughan
Dibujo: Fiona Staples
Portada: Fiona Staples
Formato: Cartoné, 16,8 x 25,7 cm.
Género: Cósmico, Ciencia ficción, Fantasía
Páginas: 152 páginas, Color
ISBN: 978-84-684-7892-0
Precio: 16,95 euros

Cuando Brian K. Vaughan comenzó a idear la serie Saga, se imaginaba una historia de ciencia ficción encuadrada en el Space Opera, mismo subgénero que comparten otros grandes títulos de ficción como Star Wars o Flash Gordon, entre otros. Sus primeros esbozos de guión plasmaban una sociedad multicultural donde extraterrestres de diferentes mundos y galaxias compartían un mismo espacio narrativo, interactuando entre ellos ya sea mediante aguerridas batallas imperiales o mediante tramas más románticas o dramáticas. El futuro cósmico de Vaughan iba a tener un tono cibernético y tecnológico, más similar a Blade Runner o precisamente Star Wars, aunque con su propio toque personal. Pero Fiona Staples, la dibujante elegida para el proyecto, no tenía la misma idea que Vaughan. Staples no quería el típico y manido futuro cósmico tecnológico que iba a parecer sacado de las entrañas de Fundación, la saga de novelas de ciencia ficción de Isaac Asimov, o que fuera una serie B de Star Wars. Por ello pensó y le propuso al guionista (muy acertadamente) crear una mezcla de géneros, fabricar una ópera espacial totalmente diferente a lo que se había visto nunca en el cómic, el cine o la novela, decantándose por un trasfondo fantástico y mágico en contraposición a la visión tecnológica y cibernética que había concebido el autor de Y: El último hombre, Ex Machina y Runaways.

En primer lugar, los seres extraterrestres son una mezcla entre ciencia ficción y fantasía, predominando la apariencia fabulosa. Es por ello que en las historias de Saga vemos alienigenas con aspectos realmente alejados de la ciencia ficción clásica y que fácilmente se identifican más con la fantasía heroica. Como ejemplo, los dos protagonistas, Alana y Marko, ambos pertenecientes a dos razas diferentes: Marko parece un fauno, con unos grandes cuernos de cabra, y es nativo del planeta Guirnalda, mientras que Alana es de la tecnológicamente avanzada Coalición de Landfall (Terravista), y tiene unas impresionantes alas con las que parece un ángel de batalla (que se puede retrotraer). 

En otro sentido, el tono de la obra también roza, sin abordarlo definitivamente, la ucronía, es decir, algunos personajes tienen un aspecto, ya sea por su vestimenta o por sus costumbres, que son claramente una analogía a épocas pasadas de la civilización humana. Es por ello que asistimos a una especie de retrofuturismo sin adentrarnos directamente en él donde Brian K. Vaughan y Fionna Staples exploran de forma indirecta (pero claramente) la sociedad humana, las relaciones sociales, políticas, familiares y sexuales.


Todos estos argumentos dejan claro una cosa: que en la conformación de este mundo tan rudimentario, fabuloso y fantástico la presencia artística de Fiona Staples no sólo fue importante sino imprescindible. No sólo por las ideas iniciales de la serie, modificadas gracias a la interferencia de la artista, sino también por su completa libertad creativa en la fabricación de muchos de los personajes y sus apariencias, además de encargarse de todo el texto narrativo de Hazel, la hija de los protagonistas de los primeros arcos argumentales, Marko y Alana, que poco a poco ha ido haciéndose un hueco más grande en la historia. De hecho, la narración corre a cargo en muchos momentos de Hazel, que cuenta a modo de relato sus aventuras en el espacio. La narración es en pasado, relatando sus aventuras algunos años después de que hubieran ocurrido. Por lo tanto, Fiona Staples no solo se prodiga como dibujante sino que también se desarrolla parcialmente como guionista, con mucho talento y creando unas frases muy interesantes y muy bien colocadas en cada situación de la trama general. Como curiosidad, la narración de Hazel es pintada (literalmente) mientras la artista realiza la ilustración de la página completa, por lo que el resultado visual es más brillante si cabe.

Fiona Staples también dibuja el texto narrativo de Hazel:

Sobre esta fascinante belleza visual, los autores plasman muchos dilemas y temas que tratan la política, la familia y la sociedad, y también tiene mucha importancia la sexualidad que en toda la serie es abordada desde un punto de vista moderno y sin prejuicios. Se plantean tanto las relaciones heterosexuales como las homosexuales, el transexualismo, la sexualidad interracial, etc.


Edición

Los tomos que está publicando Planeta Cómic respetan en su totalidad a los tomos recopilatorios de la edición original de Image Comics. Con un papel de máxima calidad y una edición preciosa, cabe destacar las interesantes e imprescindibles introducciones que tiene cada tomo. Este en especial nos explica el proceso de creación de cada página donde Fiona Staples se encarga de un trabajo laborioso pero espectacular. Este tipo de introducciones le dan mucho valor a los tomos recopilatorios porque al lector normalmente no sólo le gusta leer los cómics sino también conocer los pormenores de su proceso creativo y sus curiosidades.


En conclusión...

Este sexto capítulo continúa el legado de una serie que ha conseguido ganarse el favor de la crítica especializada y el público general, aunando una belleza visual apabullante e insólita, con una trama que mezcla en su justa medida la acción, la guerra, la política, la familia, la sexualidad y la sociedad. Todo ello creando una atmósfera única y un universo Space Opera que no tiene parangón. Dibujo y guión van de la mano, ninguno se impone al otro siendo ambas partes geniales, y eso convierte a Saga en la mejor serie que se ha publicado en el último lustro y posiblemente una de las mejores de la historia.


Portadas de la serie original (números 31-36)


¿Te gusta la ciencia ficción? ¿y la fantasía? Vale, pues imagina que el imaginario de Tolkien pasa por un revisión pop, y le añades un poco de Star Wars, mucho de Flash Gordon y lo bates todo... Pues bien, solo falta añadir una pizca del mejor dibujo que hayas visto en años y otra pizca de crítica social y política... ¡ya está! ¡Está listo para leer SAGA!


También te puede interesar:





   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar: