25/1/17

PUNISHER MAX de Jason Aaron y Steve Dillon: El final de la historia



"Me tiemblan las manos. Me duele la espalda. La cabeza me está matando. Solía dormir tres horas, comer un puñado de beicon y salir a trabajar sintiéndome como si pudiera pelearme con un oso si hiciera falta. ¿Cuándo me he vuelto tan condenadamente viejo?" - Frank Castle / Punisher

Entre enero de 2010 y febrero de 2012, Jason Aaron escribió el final de la historia personal de Punisher Max, la versión adulta y sin censuras del antihéroe de Marvel, versión que había sido creada por Garth Ennis en la línea MAX en 2004. Durante los 22 números escritos por Aaron, que seguían un tono ultraviolento y no mostraban ninguna piedad, vemos el declive de uno de los personajes más apasionantes y oscuros de la Marvel moderna, todos ellos dibujados por el fantástico Steve Dillon.

Puntuación:
Puntuación de cómics
¿Te gusta este cómic?

Publicación en España: '100% Max: Punisher Max 1-4', por Panini en noviembre de 2016.
Publicación original: Punisher Max #1-22, publicado por Marvel entre 2010 y 2012
Año: 20102012
Editorial original: Marvel
Guión: Jason Aaron
Dibujo: Steve Dillon
Portada: Dave Johnson y Steve Dillon
Formato: Rústica con solapas
Páginas: 120 páginas (nº1), Color
ISBN: -
Precio: 10,00 euros (nº1)

El nacimiento de la versión MAX de Punisher

Cuando Marvel Comics decidió contratar al irreverente y brutal Garth Ennis como guionista para el relanzamiento de la serie de Punisher, no podrían haberse imaginado el hondo calado artístico y sobre todo el enorme impacto argumental que le daría al antihéroe definitivo del mundo del cómic norteamericano. Antes de que apareciera Ennis, los autores que iban sucediéndose en la serie de Punisher a mediados de los noventa para delante no eran capaces de dar con la tecla, hasta el punto de que incluso se inventaron la idea de que Punisher muriera ¡y se convirtiera en un ángel vengador! (cosas del cómic estadounidense...). Pero llegó Joe Quesada como nuevo editor jefe de la editorial a principios de siglo y decidió sacarle mucho más jugo al antihéroe definitivo con uno de los guionistas más gamberros que han aparecido en la escena norteamericana. El norirlandés Garth Ennis se había hecho famoso, sobre todo, con dos series, una creada por él mismo y otra de culto en la que trabajó por un tiempo. La creada por él fue Predicador, una obra maestra del género que actualmente cuenta con una adaptación en forma de serie televisiva y que le dio la oportunidad al guionista de ganar un Eisner. Dicha serie fue publicada entre 1995 y el año 2000. La otra fue su alabada y muy disfrutable etapa en Hellblazer, entre 1991 y 1994, uno de los títulos más potentes e interesantes de la historia del sello adulto de DC, Vertigo. 

Pues durante nueve años, desde el año 2000 hasta 2009, y pasando por dos sellos diferentes: en primer lugar por Marvel Knights (Marvel Knights: The Punisher), con un tono serio pero todavía perteneciente al canon oficial de Marvel (que ha sido reeditada por Panini en la colección 'Extra Superhéroes'), y a partir de 2004 en la línea MAX (The Punisher), una línea adulta, sin censuras y con violencia y sexo explícitos (y fuera del canon oficial), Ennis nos mostró a un Punisher viejo que pasaba la cincuentena de edad y su edad iba a avanzando en tiempo real, es decir, cada año que pasaba en la vida real hacía que pasara un año también en el cómic, por lo que el personaje iba envejeciendo aún más y sus historias estaban colocadas en un trasfondo real, con los problemas de seguridad y terrorismos acuciantes en cada momento (está siendo publicada de nuevo por Panini en la colección 'Marvel Saga'). Aquella serie llegó hasta los 75 números (Ennis escribió hasta el número 60 y después fue sustituido por otros guionistas) y en enero de 2010 daba comienzo una nueva etapa con una nueva serie titulada directamente Punisher Max y que presentaba algunas modificaciones con respecto al material original, con dos autores que aterrizaron con ganas de contarnos el final de la historia de este Frank Castle, Jason Aaron y Steve Dillon.


Diferencias y evolución del Punisher de Jason Aaron y Steve Dillon (con respecto a la etapa de Ennis)

En primer lugar y muy importante es que han pasado diez años con respecto al comienzo de la etapa de Ennis y Frank Castle (Punisher) cuenta con 60 años de edad. Más viejo, más hecho polvo y más vulnerable, su principal enemigo en esta serie será su propio cuerpo y sus nuevas limitaciones.

Por otra parte, Aaron y Dillon enfrentaron a Punisher contra versiones de los supervillanos clásicos de la Marvel regular. De esta forma vemos a un Bullseye paranoico y un Kingpin más mafioso si cabe que nunca, siempre intentando mantener un tono de género negro y alejado del superheroísmo.

Estos dos cambios marcaron el devenir de una serie que continuó siendo muy potente argumentalmente, donde Aaron entendió perfectamente qué necesitaba el personaje y en el que Steve Dillon dibujó de forma excelente (como siempre) las matanzas de Punisher y sus acciones más violentas. De hecho, Punisher fue el personaje que más veces dibujó el artista neoyorquino, fallecido recientemente (en 2016), y que se encargó de darle vida en la primera etapa de Ennis con el personaje (en la línea Marvel Knights, en esta etapa y en los Thunderbolts de Daniel Way).

"Algunos te dirán que el loco soy yo. Se equivocan. No es locura que el estado del mundo te hace que quieras matar a todos los responsables de ello." - Punisher

Edición

La serie Punisher Max tuvo 22 números publicados entre 2010 y 2012, que fueron editados por Panini en castellano en cuatro tomos recopilatorios de la línea 100% Max. Actualmente, Panini está publicando desde el principio la serie Max: The Punisher (la etapa de Ennis) en una nueva edición, Marvel Saga, por lo que esperemos que llegue hasta esta historia.


En conclusión...

¿Quieres rock and roll del bueno? Esta etapa trae el mejor género negro mezclado con una acción trepidante y oscura, pero esta vez los enemigos de Frank Castle no son mafiosos desconocidos sino versiones adultas y realmente siniestras de los villanos clásicos de Marvel: Bullseye y Kingpin. Una historia trágica, dura, gore, para tipos y tipas duras que quieren hardcore y no cuentos de hadas... 



Esperemos que la próxima serie de Netflix consiga mantener un tono similar a esta obra, y en ese caso se convertirá en una obra maestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar: