9/4/18

Batman de Norm Breyfogle: El espíritu de la bestia



¡Historias escritas por Alan Grant y Dennis O'Neil!


El espíritu de la bestia es el cuarto tomo recopilatorio dedicado a las historias de Batman dibujadas por el talentoso artista Norm Breyfogle, que estuvo unido al personaje entre 1987 y 1998. Este tomo en particular da comienzo a su etapa en la serie Batman (números 458-466 y 470-471, 1991-1992), escrita por su amigo Alan Grant, y también la novela gráfica Birth of The Demon (El nacimiento del demonio), del guionista Dennis O'Neil.

RELACIONADO: Top 10 - Mejores cómics de Batman


Si hay un dibujante que marcó el estilo de Batman a finales de los años 80 y principios de los 90, ese fue Norm Breyfogle. Casi siempre junto al guionista Alan Grant, conformaron varias de las historias más entretenidas de este personaje en el interludio de años ocurridos entre el reinicio de DC Comics tras las Crisis en Tierras Infinitas - con el subsecuente Batman: Año Uno, de Frank Miller y Mazzuchelli - hasta después de La caída del murciélago. Ambos autores, Grant y Breyfogle, habían formado equipo creativo años atrás en la serie Detective Comics, desde 1988, y gracias a su creciente carisma dentro de la industria y, sobre todo, debido a la satisfacción de los fans, fueron elegidos como el nuevo equipo creativo de la serie Batman a partir de 1991, la que más vendía en aquellos años.

"Podría haber sido yo. Cayendo en picado desde las sombras como un ángel infernal... Un demonio en la oscuridad que administra justicia instantánea... ¡Sangriento castigo! Una voz gélida de cuchilla afilada..."


James Gordon, nuevos secundarios y viejos conocidos


La premisa inicial de este dúo era, no sólo rescatar a viejos conocidos de la serie sino imprimir nuevos caminos con personajes de nuevo cuño. En primer lugar, su primera historia (Batman #458, enero de 1991) rescataría del olvido a un personaje creado en Batman: Año Uno (1987): Sarah Essen, compañera de trabajo de James Gordon, con la que tuvo un escarceo amoroso mientras éste estaba casado. Pues regresa y vaya forma de hacerlo. El fuego entre ambos no se había apagado y el futuro que les depara en la serie parece... ¿prometedor? 

Alan Grant también utiliza a otros viejos conocidos, como Catwoman, Killer Croc o Harold, el jorobado, además de Alfred y Robin, todos ellos cumpliendo no sólo como invitados o protagonistas de su trama sino también marcando el nuevo ritmo narrativo que quería mostrar Grant. Un ritmo veloz en el que muchas cosas suceden y que poco a poco van cambiando el mundo de Batman.


Luz y oscuridad, un Batman que proviene de los años 70 y 80


Puntuación:
Publicación en España: ECC Ediciones, febrero de 2018
Publicación original: Batman #458-466 y 470-471 entre 1991 y 1992

Guión: Dennis O'Neil, Alan Grant
Dibujo: Norm Breyfogle
Portada: Norm Breyfogle
Formato: Cartoné
Género: Superhéroes
Páginas: 384 páginas, Color
Precio: 34,50 euros



Dentro de la enorme oscuridad de la ciudad de Gotham, Alan Grant se las ingenia para aprovechar el potente arte gráfico y capacidad polivalente de Breyfogle, para mostrar una gran ambivalencia en cada una de sus tramas. Vemos tanto un lado profundamente tétrico en el que la figura del Caballero Oscuro se funde con las calles y paisajes desalentadores de Gotham, como momentos de carácter romántico, humorístico e, incluso, amables. En momentos, el Batman de Grant y Breyfogle se convierte en un primo cercano a He-Man y sus consejos después de cada capítulo de la mítica serie He-Man y los Másters del Universo, aunque después da paso a su habitual tenebrosidad y negrura... una dicotomía que nos hace apreciar aún más cada momento que le acerca a su versión más milleriana (el arquetipo de Frank Miller y su Caballero Oscuro en The Dark Knight Returns). Quizá todo ello resulte ser un choque de trenes entre dos conceptos bien diferenciados de Batman, dos precursores de Alan Grant al frente de sus cabeceras. La primera parte que vemos de Batman, la más amable, muestra un aspecto que se acerca a la dada por Dennis O'Neil durante la década de los 70 (junto a Neal Adams), una etapa detectivesca en la que Batman no se acercaba a la verdadera oscuridad en la que se adentró a mediados de los años 80 gracias a Frank Miller y sus dos grandes historias: The Dark Knight Returns (1986) y Batman: Año Uno (1987). Este Batman bebe de ambos y nos muestra una potencia visual que se sitúa a la misma altura que los mejores dibujantes de siempre del antihéroe definitivo del cómic USA.


Norm Breyfogle, una vida artística unida a Batman


Estamos ante el dibujante más característico de Batman durante la década de los 90, aunque comenzó a dibujar las series de este personaje en 1987, en Detective Comics, y junto a Alan Grant. Sería en 1990 cuando aterrizaría en Batman, lugar en el que estuvo dibujando durante los números 455-466, 470-476, 492-493, 556 y Annual #11-12, entre los años 1990 y 1998. Otros trabajos reconocidos fueron el Elseworld Batman: Holy Terror (1991), Batman: Shadow of the Bat #1-5, 13, 50, 65-67, 75 (1992-1998), la creación del personaje Prime, de Malibu (en 1993), y la serie Bloodshot en 1995, donde creó al villano Rampage (recuperado en 2017 por Jeff Lemire). También co-creó varios personajes míticos de Batman, como el Ventrílocuo, Zsasz, Jeremiah Arkham, Anarquía o Amygdala, entre otros. También fue bastante influyente cuando se creó el traje del tercer Robin, Tim Drake, del que DC tomó muestras de varios diseños creados por el autor.


Una de sus grandes particularidades artísticas era su capacidad de mostrar una gran expresividad en sus personajes, a pesar de las máscaras, y normalmente expresiones de miedo, agresividad o cansancio. Además, tenía un enorme talento para mostrar dinamismo y movimiento entre sus viñetas que le colocaban como gran heredero del estilo de Neal Adams, salvando las distancias creativas entre ambos.

"Quería dibujar a Batman toda mi vida." - Norm Breyfogle, entrevista a Bleeding Cool

En 2010, Norm Breyfogle realizó unas declaraciones en las que aseguraba que estaba en una 'lista negra' en DC y Marvel, puesto que no aceptaban ya sus encargos. De hecho, en 2001 había realizado hasta 10 propuestas para DC, todas ellas rechazadas, por lo que decidió tirar la toalla con la editorial... aunque continuó trabajando para diferentes empresas y editoriales hasta que, en 2014, sufrió un derrame cerebral con consecuencias devastadoras. Su parte izquierda quedó paralizada (y él era zurdo), por lo que se vio impelido para continuar dibujando, comenzando un largo periodo de recuperación y rehabilitación del que, incluso, tuvo que pedir ayuda para financiar.


El nacimiento del demonio


Estamos ante el trabajo definitivo de Norm Breyfogle relacionado con el universo de Batman. El nacimiento del demonio (Birth of The Demon) es una novela gráfica escrita por Dennis O'Neil y dibujada por Breyfogle que, además, pinta a mano cada una de sus páginas. Un trabajo total en el que nos relatan de forma íntegra y esplendorosa, el origen de uno de los grandes villanos de Batman: Ra's Al Ghul. Vemos todo su pasado y porqué se convirtió en quien es en una historia que resulta oscurísima y entra en detalles apasionantes del pasado remoto de Ra's, de su juventud, de su primer amor y de su miedo a la muerte. Una historia de honor, de sangre y, sobre todo, de Batman. Una de las mejores tramas relacionadas con la cabeza del demonio (Ra's Al Ghul).

"Son tiempos de locura. Son tiempos que unen lo que siempre debió permanecer aislado. Al atardecer la luz se desvaneció y las tinieblas poseyeron el oasis. Y ahora el cielo se encoleriza y se quiebra mientras las irregulares hojas afiladas de los relámpagos azotan la Tierra."


Edición


ECC Ediciones lleva años publicando la serie 'Grandes autores de Batman' con las mejores historias del Caballero Oscuro divididas en etapas correspondientes a autores destacados. En este caso, Norm Breyfogle cuenta con hasta cinco tomos (serán seis) basados en su etapa en Detective Comics (los tres primeros) y Batman (los dos siguientes, éste es el primero de ellos). Los tomos cartoné de ECC Ediciones son los mejor realizados y más preciosistas del mercado actual de cómic USA en castellano. Un diseño bellísimo se une a un papel de alta calidad (no se arruga con el paso del tiempo) realizado con los mejores materiales (Liberdúplex es una empresa de edición responsable con el medioambiente). Además, cuenta con una pequeña introducción de una página que siempre es de agradecer ya que coloca al lector en perspectiva con respecto a los contenidos que va a leer.


En conclusión...


Los años 90 de Batman fueron una época bastante divertida para el personaje, con muchos cambios estilísticos y grandes artistas dibujándolo. Entre ellos estaba Norm Breyfogle, que hacía equipo con el más que interesante Alan Grant (Lobo) y conformaron historias realmente originales por momentos en las que consiguieron sacar una sonrisa a Batman y sus lectores - con momentos humorísticos incluidos, mientras hacían crecer la locura en Gotham. Por otro lado, El nacimiento del demonio es una joya del universo Batman. Un título que resulta imprescindible, adulto y que deja poso en el lector.


El impresionante arte de Norm Breyfogle:


 


 



Unos dibujos gloriosos que marcaron el aspecto visual de Batman a finales de los 80 y principios de los 90.


También te puede interesar:




No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar: