22/3/18

Flash de Geoff Johns: Zoom



"Algunos dirían que tengo suerte de estar vivo. Pero para reparar mi vida, para hacer que valga la pena estar vivo, necesito volver a ponerme en marcha."
- Zoom

El arco argumental Zoom es uno de los puntos álgidos en la etapa de Geoff Johns al frente del la serie del velocista escarlata de DC Comics. Comprende los números 189 al 200 de la serie Flash vol. 2, publicados originalmente entre agosto de 2002 y julio de 2003, y supuso el origen de Zoom, uno de los mejores y más brillantes villanos de Flash, y el gran rival al que se tiene que enfrentar Wally West. Johns llevaba tiempo creando el contexto y presentando las bases para este magnífico volumen y finalmente consiguió crear un arco que es recordado para siempre y que trae ECC Ediciones en su magnífica recopilación de la etapa de Wally West como Flash (el tercero tras Jay Garrick - Edad de Oro - y Barry Allen - Edad de Plata).

RELACIONADO: Cómics de Flash


Trama


Puntuación:
Publicación en España: ECC Ediciones, septiembre de 2017
Publicación original: The Flash vol. 2 #189-200, DC entre 2002 y 2003
Guión: Geoff Johns
Dibujo: Scott Kolins
Portada: Scott Kolins
Formato: Cartoné
Género: Ciencia FicciónSuperhéroes
Páginas: 312 páginas, Color
Precio: 30,50 euros



Flash está a punto de reencontrarse con uno de los enemigos más poderosos que tiene: Gorila Grodd. Sin embargo, la amenaza de este simio telépata no será nada cuando entre en acción Zoom, un villano con poderes de supervelocidad y un solo objetivo, la venganza. Sin poder casi digerir la batalla contra los villanos, Wally tendrá que hacer frente a unas amenazas que lo llevan hasta el límite máximo que puede soportar. La clave es si podrá recuperarse.


Uno de los mejores villanos de las últimas décadas


Eso es lo que representa Zoom, un nuevo villano que llegó para quedarse y convertirse en un icono por su significado y, sobre todo, por darle una vuelta de tuerca más al concepto del Flash Reverso. Cuando Johns empezó a hilvanar la trama empezó a surgir un personaje con un pasado escondido que pronto daría significado a su forma de ser y a lo que al final realizó. 

El arco argumental empieza muy fuerte, con el resurgimiento, otra vez más, de Grodd, quizás el villano más sanguinario de la plana mayor de enemigos de Flash. Pero todo esto supone solo un punto de partida para el comienzo de la verdadera historia. No contaremos nada del origen de Zoom ni su nombre real, para que lo descubran en el transcurrir de las páginas. Lo que si explicaremos en las sensaciones que salen a relucir con la lectura de este arco, que son magníficas. El respeto de lo clásico vuelve de nuevo con Zoom, un personaje que bebe directamente de Flash Reverso y usa su traje (prácticamente igual) para causar un sentimiento muy poderoso en Wally West. Porque si de algo sirve Zoom es precisamente como punto de inflexión para el propio West, siendo uno de los peores enemigos que podría tener y, más que nada, el que le lleva al extremo más profundo de su ser.

A nivel narrativo solo se puede ensalzar lo hecho por Geoff Johns, que gracias a los dibujos de los diferentes artistas nos trae lo mejor de Flash (por lo menos del volumen 2) hasta entonces y que va empezando a vislumbrarse como épica su etapa. Porque hay que dejarlo claro, este cómic, este arco argumental, supera en mucho a su arco anterior que ya era de por sí muy potente. Por lo tanto, al igual que en otros títulos guionizados por Johns, como por ejemplo Green Lantern, el nivel va subiendo poco a poco para acabar en un final apoteósico



Un dibujo de primer nivel de Scott Kolins


En cuanto al dibujo, el trabajo es espectacular, como viene siendo habitual en la colección de Flash en esa década. Los trabajos de Scott Kolins son maravillosos y no dejan de serlo en este tomo. Los elogios se quedan cortos en un artista que sabe exprimir al máximo cada viñeta, con detalles que van más allá de simple fondo y ya está, sino que es capaz de darle una viveza impresionante a cada localización, a cada habitación o calle, con sus particularidades propias. No se le escapa ni un cenicero, ni una bola de papel tirada al lado de la papelera, o incluso una bolsa de basura medio abierta con los detalles de su interior dibujados. Es una forma real de transportar al lector al sitio donde Geoff Johns quiere que estemos, la manera perfecta de disfrutar una y otra vez del mismo cómic. 


Los dibujos de los números 189, 190 y 200 son obra de otros autores: Rick Burchett, Justiniano y Alberto Dose (con Kolins), respectivamente.

A modo de resumen, la propuesta de este cómic cumple perfectamente con lo que queremos de Flash y le da aún más sentido a este tercer Flash, Wally West, que cada vez fue calando más hondo en los aficionados del velocista escarlata. No en vano, West fue el Flash de toda una generación y por algo lo fue.


Autores


Geoff Johns: El guionista más importante de los últimos años en DC tuvo un recorrido muy satisfactorio en The Flash, llevando al personaje al siguiente nivel. Wally West se convirtió en el Flash de toda una generación y uno de los grandes impulsores fue Johns. Pero también, Geoff Johns es el guionista que trajo de vuelta a Barry Allen otra vez al papel protagonista de Flash. Además, revitalizó la colección de Green Lantern con el renacimiento de Hal Jordan. También fue uno de los impulsores creativos de los Nuevos 52, además de un importante creativo en el evento DC Rebirth. Actualmente, Geoff Johns es el director creativo y CEO de DC Comics, presidente de DC Entertainment, copresidente de DC Films y responsable creativo del universo cinematográfico de DC. Casi nada...

Scott Kolins: Fue formado en la escuela de Joe Kubert, este artista ha dibujado en numerosos títulos de Marvel y DC. En The Flash tuvo uno de sus trabajos más reconocidos junto a Geoff Johns, en una trayectoria larga. Su dibujo es muy detallista con multitud de objetos dentro de cada viñeta, siendo una delicia para los fans.


Edición


ECC Ediciones publica dos colecciones dedicadas a Flash, una basada en la etapa de Mark Waid y otra a la etapa de Geoff Johns. Los tomos son edición cartoné y este volumen en particular cuenta con 312 páginas, a todo color y en un formato de lujo.


En conclusión...


Un título obligado para cualquier amante de los superhéroes. Y en especial para los seguidores de Flash y de DC. Pero sobretodo es un tomo esencial para cualquier fan del velocista escarlata porque ayuda a entender la importancia de Wally West como tercer Flash.






Abran paso que llega uno de los villanos más completos y apasionantes de la etapa de Geoff Johns y Scott Kolins en la serie. Una alegoría al legado de Flash, además de una defensa de uno de los Flash más representativos, Wally West, el Flash de una generación (la de los años 90).




   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar: