10/1/16

THE PUNISHER MAX, de Garth Ennis



"Morir me importa una mierda. Pero esos gilipollas tienen que ser castigados". - Punisher

The Punisher (Conocida como The Punisher MAX) fue una serie creada por Garth Ennis (Predicador, Hellblazer) en el sello MAX Comics de Marvel, en el que durante 60 números - publicados desde 2003 hasta 2008 - exploraría el lado más salvaje del personaje. La línea MAX Comics estaba dedicada a títulos sin censura, con contenido violento y sexual explícito, y fue la oportunidad de Ennis para crear una gran oda hacia el personaje, permitiendo a los lectores conocer la mejor versión de éste en historias de género negro, con largos arcos argumentales llenos de acción y violencia sin límites.

Cuando Marvel Comics le ofreció a Garth Ennis el guión de la serie The Punisher en el año 2000, ni él ni la editorial podían haberse imaginado la profunda renovación que hizo al personaje, modificando aspectos de su origen (con Punisher: Nacimiento - Born) y añadiendo numerosos elementos novedosos, girando su historia hacia puntos más tenebrosos y violentos, cayendo directamente en el género negro. 

Primeras portadas del nuevo Punisher, de Garth Ennis, en el sello Marvel Knights

Primera etapa de Garth Ennis con Punisher (2000-2004)

En los comienzos de su andadura en The Punisher, Ennis se encargó completamente de los doce números del tercer volumen de la serie, creando el arco argumental conocido como 'Bienvenido, Frank', donde devolvió al personaje a la normalidad y a la calle. Anteriormente a esta etapa, en Marvel se habían vuelto locos argumentalmente y habían decidido matar a Punisher, ¡y convertirlo en un agente de los ángeles, con alas incluidas! Después de esta retorcida versión de su historia, Ennis borró todo rastro y le dio un aspecto agresivo y ultraviolento, con un aditivo muy común a toda su primera etapa con el personaje: cantidades ingentes de humor negro. En esta etapa, Punisher tuvo que hacer frente (y asesinar) a multitud de jefes y capos de la mafia, terroristas y asesinos, con grandes dosis de sangre y humor que llamaron la atención de numerosos lectores nuevos y de los estudios de cine, entre ellos Artisan Entertainment. En 2004 se realizó The Punisher (El Castigador) una nueva película basada en el personaje (se había estrenado otra en 1989), protagonizada por Thomas Jane en el papel de Frank Castle/El Castigador y como villano nos encontramos con el mismísimo John Travolta, y la trama estaba enormemente influenciada por 'Bienvenido, Frank', el mencionado primer arco que realizó Ennis en la serie del personaje. El film fue un relativo fracaso debido a que se limitó bastante su presupuesto y el guión acabó siendo bastante peor de lo que se esperaba.

Punisher, de Steve Dillon y 'The Punisher' (2004) - película:

Durante cuatro años - desde 2000 hasta 2004 - Ennis escribió los volúmenes 3 y 4 de The Punisher (en total 49 números...), hasta que Marvel y él crearon la serie definitiva del personaje, titulada The Punisher en la línea MAX Comics, donde tendría más libertad que nunca.


The Punisher, en MAX Comics (2003-2008)

The Punisher (Conocida como The Punisher MAX) fue un título donde podría explorar las zonas más tenebrosas de la personalidad de Frank Castle sin ningún tipo de censura - como hemos mencionado antes, la línea MAX Comics ofrece títulos dirigidos a público adulto, sin censura de ningún tipo y con contenido violento y sexual explícito, además de lenguaje malsonante -, aportando la versión más sanguinaria y quizá realista del antihéroe. Como interesante curiosidad, añadir que esta publicación fue la segunda serie regular de la línea MAX, después de Alias (el título donde apareció por primera vez Jessica Jones, que está muy de moda actualmente gracias a la serie de tv de Netflix). Durante 60 números publicados durante 5 años (The Punisher #1-60. 2003-2008) redefinió al personaje (más aún que en su primera etapa llena de humor, entre el año 2000 y 2004) y se fue al pasado más remoto de Frank Castle, a la Guerra de Vietnam, en Punisher: Nacimiento (Born), donde realmente nació Punisher y su alma de guerrero atormentado, vengativo y sin ningún tipo de misericordia por sus enemigos. Ennis se retrayó hasta el año 1971, cuando Castle contaba con 21 años de edad y era un suboficial del ejército estadounidense en una de las bases peor gestionadas de la guerra, Valley Forge. Allí tendría que hacer frente a una situación desesperada y a ataques constantes del Viet Cong, que le convirtieron en un asesino eficaz y sin temor a la muerte. De esta forma y con un giro imprescindible para conocer aún más al personaje, el guionista puso los cimientos que dieron la personalidad definitiva a Punisher.

Punisher: Born (2003), la primera incursión de Punisher en el sello MAX Comics:

Sobre esta base, en la colección The Punisher MAX contamos con historias situadas en el presente, con temas de actualidad dentro de la trama. Sin ir más lejos, se trata el tema del terrorismo yihadista relacionado con Al Qaeda (que en aquellos años estaba a la orden del día), el tema de la Guerra en Irak y Afganistán, y los problemas de espionaje entre Rusia y los Estados Unidos. Al estar situada en la actualidad, Frank Castle envejece en tiempo real, contando con una edad avanzada (54 años de edad al comienzo y 58 al final de la etapa de Ennis...), por lo que se hacía hasta más divertida la historia, con un viejo roquero sin miedo a la muerte intentando acabar con todas las organizaciones criminales posibles. Lleva 30 años en activo y se especifica que ha matado a más de 2000 personas.

The Punisher MAX, portada e interior:

El tono de la serie es puro género negro. En todos los arcos argumentales entramos en atmósferas asfixiantes de miedo, violencia, inseguridad y siempre corrupción, uno de los elementos imperantes en toda la historia de The Punisher MAX. La acción es brutal e hiperviolenta, sacando el lado más temible y gore del antihéroe y de sus enemigos. El lenguaje es normalmente malsonante, y el propio Frank Castle nos narra cómo y qué piensa de cada situación que vive, en presente o en pasado, como un interlocutor externo, permitiéndonos introducir nuestra mente en la suya, algo que sobrecoge al instante. Pero estamos en un estilo de género negro que se fusiona con retazos de historia militar y espionaje, entrando de lleno dichas temáticas en algunos de los arcos argumentales. Por ejemplo, 'Punisher: Born' y 'Valley Forge, Valley Forge' son historias relacionadas con el mundo militar, mientras que en 'Madre Rusia' nos metemos en una trama que mezcla el espionaje con lo militar.

Portadas de The Punisher MAX #57 y #59

Después de Garth Ennis...

Garth Ennis concluyó su etapa en la serie en el número 60, al finalizar el arco argumental 'Valley Forge, Valley Forge', donde cerró el círculo que había comenzado en Born (Punisher: Nacimiento). Cerró todas las fisuras y tramas, y otros guionistas entraron en la colección. En primer lugar vendría Gregg Hurwitz, que duró un total de 5 número (The Punisher MAX # 61-65), al que le seguiría Duane Swierczynski -  con cambio de nombre de la serie incluido - (The Punisher: Frank Castle MAX # 66-70), para finalizar con otra breve estancia de Victor Gischler (The Punisher: Frank Castle MAX # 71-74). En 2009, sólo un año después de la marcha de Ennis de la serie que había creado, ésta sería cancelada por una importante pérdida de ventas y lectores...

Pero en enero de 2010, el sello MAX Comics volvería a la carga, con una nueva serie titulada directamente Punisher MAX, contando con un equipo creativo de gran nivel: Jason Aaron y el dibujante Steve Dillon, que hubiera acompañado a Ennis en su primera etapa en Punisher (entre el año 2000 y 2004), además de haber sido cocreador de la serie Predicador. La trama de esta nueva serie continúa con la versión envejecida y brutal de Ennis, pero en esta ocasión había una gran diferencia con respecto a la etapa del autor norirlandés: Punisher se iba a enfrentar a versiones de supervillanos de MAX Comics. Así, los arcos argumentales giraron en torno a los enfrentamientos de Frank contra Kingpin, Bullseye y Elektra. Esta serie, que tuvo una duración de 22 números, publicados desde enero de 2010 hasta febrero de 2012 significó el final de la historia y el final de la guerra de Punisher.

La segunda serie Punisher MAX, de Jason Aaron y Steve Dillon:

En conclusión...

Estamos ante un título incomparable de Garth Ennis. Mucho más maduro que cuando escribió el guión de Hellblazer a principios de los 90, y más curtido en tramas violentas después de la exitosa Predicador, Ennis realizó su trabajo más serio, siendo bastante difícil comenzar con un personaje con tantos años detrás de él (fue creado en 1974), consiguió imprimirle una nueva identidad, un nuevo rumbo, darle un soplo de aire fresco, desmarcarlo totalmente del tono superheroico y humanizarlo, convirtiendo el mito en un personaje real, que quizá podríamos encontrarnos en una buena novela o película de género negro. Para el que escribe ésto, estamos ante el mejor trabajo narrativo y la mejor definición de un personaje que ha realizado nunca Ennis y que pocas veces se podrá ver en el mundo del cómic.


EQUIPO CREATIVO Y PUBLICACIÓN

Publicación original: En el año 2003, Garth Ennis publicaría la primera miniserie protagonizada por Punisher en la línea MAX Comics: Born (Punisher: Nacimiento). Después, continuaría con la serie The Punisher (conocida como The Punisher MAX), que contó con 10 arcos argumentales largos, que duraron 6 números cada uno, publicando los primeros 60 números de la serie (The Punisher #1-60), entre el año 2004 y 2008. Además, publicó otras tantas miniseries dentro de MAX Comics.

Publicación en castellano: Panini publicó toda la etapa de Garth Ennis con Punisher en 10 tomos.

Ficha técnica:

- Rústica con solapas
- A color
- Páginas: entre 136 y 160 páginas
- 10 tomos
- Precio: entre 10,50 y 13 euros

- Guión: Garth Ennis.

- Dibujo: Lewis LaRosa, Leandro Fernández, Doug Braithwaite, Goran Parlov, Lan Medina y Howard Chaykin. En Punisher: Nacimiento el dibujante fue Darick Robertson.

- Portadas: Tim Bradstreet




Garth Ennis ofreció a los seguidores de Punisher su trabajo mejor elaborado, más maduro y más libre, demostrando que un buen escritor puede definir, o en este caso redefinir, a uno de los personajes clásicos y de culto más interesantes que ha dado nunca Marvel Comics. Esta serie es imprescindible para cualquier lector ávido de tramas intrigantes, con acción violenta y de género negro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

También te puede interesar: