20/11/16

THE NEON DEMON (2016), puro terror psicológico


Neon Demon

FICX 54 nos presenta la nueva película de Nicolas Winding Refn, el director de Drive (2011).


En la categoría de 'Géneros mutantes', esta nueva cinta no dejará indiferente a ningún espectador que vaya a verla. Una película complicada e independiente que nos muestra la obsesión del director por la fotografía y las imágenes impactantes y un curioso relato sobre el oscuro mundo del modelaje y las peligrosas consecuencias que puede tener.

The Neon Demon es una de las películas más extravagantes que se pueden encontrar en el panorama del cine independiente actual. Con producción francesa, británica y danesa, la historia del film nos introduce en la vida de Jesse (Elle Fanning), una joven de 16 años que se ha escapado de la casa de sus padres y quiere triunfar como modelo a toda costa. Poco a poco va encandilando a diferentes modistas y fotógrafos mientras va generando un intenso odio en varias de sus compañeras de profesión, ya veteranas y envidiosas del talento natural de Jesse. Pero a la joven modelo se le suman los problemas cuando un incidente en el motel donde se aloja le hará verse cara a cara con el dueño del mismo, Hank (Keanu Reeves).


Puro terror psicológico

El director y guionista del filme, Nicolas Winding Refn, nos introduce de lleno en una película de intenso terror psicológico en el que prácticamente cada situación se ve envuelta de un profundo halo de tensión e inquietud permanente que provoca que el espectador esté todo el tiempo alerta. Mientras van sucediendo los acontecimientos, podemos experimentar los miedos iniciales que tiene la propia Jesse mientas se va adentrando en el oscuro y cruel mundo del modelaje. Fotógrafos agresivos, modistas sin escrúpulos, contratistas desapasionados, cada nuevo personaje que se acerca a la vida de Jesse infunde algún tipo de terror, miedo o desconfianza en el personaje principal y en el espectador, mientras sus compañeras de profesión comienzan muy pronto a darse cuenta la clase de amenaza que representa esta nueva modelo que todos quieren para sus colecciones y sesiones de fotografía. El director consigue captar de forma perfecta esas ingenuas, huidizas y asustadas miradas de Jesse, interpretada genialmente por Elle Fanning.

Neon Demon 2016

La importancia de las imágenes, por encima de las palabras

Nicolas Winding Refn nos propone una película en la que no sobran las palabras, donde las conversaciones están medidas con exactitud y se transmite muchas veces más por las imágenes que por la narrativa. Esta es la especialidad de la casa en las obras del director (y guionista), una fotografía cuidada al milímetro en imágenes estáticas que se van acercando o alejando a muy poca velocidad mientras la banda sonora en cuestión hace la función de introducirnos de lleno en la temática de la obra, creando imágenes impactantes que perduran en la memoria del espectador. Esta forma de hacer cine se ha vuelto característica y fue disfrutada en Drive (2011), su gran obra maestra, donde contó con un gran Ryan Gosling en el papel principal, y también pudimos ver este estilo más marcado aún en Solo Dios perdona (2013), que aunque no tuvo tanto éxito como Drive, mostró sin paliativos ni límites el estilo del director que pudo contar de nuevo con Gosling en el protagonismo.

"Estaba interesado en hacer una película de horror basada en la obsesión por la belleza. Es interesante que todo  el mundo tiene una opinión sobre el tema de la belleza, algunas personas lo consideran superficial, algunos excitante, o divertido, o interesante. Es una de nuestras obsesiones como seres humanos y es un tema complicado, pero esta obsesión sigue creciendo, la longevidad de la belleza humana se sigue reduciendo y reduciendo, cada vez es más y más joven, ¿qué va a pasar cuando ya casi nadie sea considerado joven, cuando ya no haya esa longevidad?, es una evolución que no ha retrocedido, sigue avanzando".
- Nicolas Winding Refn, entrevista de indierocks.

Neon Demon

Y de la banda sonora se encargó Cliff Martinez, un artista conocido por haber sido el batería de los Red Hot Chili Peppers. Ya como compositor de películas se ha encargado de títulos tan interesantes como la propia Drive y Solo Dios persona, además de Traffic y Solaris, entre otras muchas. Su elección de canciones y tono en The Neon Demon son claves para entender y disfrutar esta película. The Neon Demon es una película onírica, que expresa más con las sensaciones y sentimientos que genera mientras avanza la historia que con los diálogos, y la banda sonora es clave para poder transmitir estos sentimientos, la intriga permanente, el terror, los miedos de Jesse, etc. Es uno de los grandes aciertos de esta cinta independiente.

Hay que destacar que la participación de Keanu Reeves es bastante pequeña, pero aparece lo suficiente para insuflar a este filme un toque más de talento. Su papel puede ser menor pero su presencia en los momentos clave dan uno de los pocos toques de humor y también alguno de los más terroríficos.


Un final controvertido y brutal

El final de la película es uno los puntos más controvertidos de la trama y ha sido lo que previsiblemente más ha dividido a la audiencia. La intriga y atmósfera tétrica que embarga la obra al principio y mitad de la historia se convierte en puro terror gore, donde la violencia estalla de múltiples formas mostrando una exageración visual inusitada y una violencia gráfica difícil de digerir (nunca mejor dicho, el espectador del filme entenderá esto último...) donde se mezcla la brutalidad con lo desagradable, asqueroso e incluso escatológico. Muchas imágenes nos introducen en una serie de metáforas bastante complicadas de entender para el público y puede acabar con dos consecuencias: que el espectador sienta náuseas y malestar o que se ría sin parar ante estas escenas tan obscenas. Esto último es lo que más suele pasar... De todos modos, algunos privilegiados entenderán el trasfondo y la metáfora que plantea realmente el director y escritor de la cinta, que escribe una fábula sobre la destrucción de la persona en pro de la belleza en el competitivo mundo de la moda.

Elle Fanning


En conclusión...

Su ritmo lento y repleto de imágenes impactantes e inquietantes, luces estrobóscopicas y música de discoteca, hipnotizan al espectador desde el principio hasta el final. También la juventud, inexperiencia y miedos internos de la protagonista, genialmente reflejada por Elle Fanning y retratada por el director Nicolas Winding Refn, pero la parte final de la cinta es un punto de inflexión que resultará difícil de digerir por el público más general, porque si algo nos ha demostrado Nicolas Winding Refn en sus anteriores trabajos es que su estilo no deja indiferente, resulta extremadamente provocador, desgarrador y extremista (valga la redundancia), y en este film vuelve a quebrar las normas más básicas de la sociedad mostrando una brutalidad gráfica que roza lo blasfemo y se introduce de lleno en lo escatológico y el gore más terroríficamente psicológico que se ha podido ver en años.


EQUIPO CREATIVO, PRODUCCIÓN Y TAQUILLA

FICX 54

Estreno: 20 mayo 2016 (Cannes), 25 noviembre 2016 (resto de España)
Duración: 117 min
Director: Nicolas Winding Refn
Guionista: Mary Laws, Nicolas Winding Refn y Polly Stenham
Actores principales: Elle Fanning, Karl Glusman, Jena Malone, Bella Heathcote, Abbey Lee, Christina Hendricks y Keanu Reeves
Banda Sonora: Cliff Martinez
Productora: Gaumont Film Company, Wild Bunch, Space Rocket Nation, Vendian Entertainment y Bold Films
Producción: 7 millones de dólares
Taquilla (Recaudación mundial): 3,3 millones, por el momento


Neon Demon posters

Un film totalmente diferente y provocador.

También te puede interesar:






   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar: