4/5/17

Wonder Woman de Brian Azzarello y Cliff Chiang: Carne



"El desdén el Olimpo le ofendía y hacía que le hirviera la sangre. Atormentado, se le ocurrió una idea. Una idea tan oscura y perversa que asustaría incluso a los más monstruosos. Declaró la guerra al Cielo."

¡Descubre el origen del Primogénito!


La recopilación de la etapa de Brian Azzarello al frente de Wonder Woman se acerca a su final con el penúltimo volumen de ECC Ediciones, titulado 'Carne' y que recopila los números 23.2, 24-29 de Wonder Woman vol. 4, siendo esta etapa uno de los periodos más emocionantes y creativamente abiertos de la historia de la amazona.

Puntuación:
Puntuación cómic
Publicación en España: ECC Ediciones en febrero de 2017.
Publicación original: Wonder Woman #23.2, 24-29, publicado por DC entre septiembre de 2013 y marzo de 2014
Dibujo: Goran Sudžuka, Aco, Cliff Chiang
Portada: Cliff Chiang
Formato: Cartoné
Páginas: 176 páginas, Color
Precio: 17,95 euros

No podía comenzar este tomo de una forma más atractiva, presentando el capítulo 'DC desencadena al Primogénito', publicado originalmente en Wonder Woman número 23.2, coincidiendo con el 'Mes de los villanos' de DC en el que en todas las series de los Nuevos 52 se presentarían los orígenes de los peores enemigos de cada héroe, y en el caso de Wonder Woman, le tocaría el turno al nuevo némesis creado por Azzarello y Chiang en la cuarto volumen de la cabecera. La trama de este primer capítulo es bastante directa, sencilla de entender para todos los públicos y con un regusto y trasfondo hiperoscuro y trágico, mostrando la historia olvidada de este archienemigo durante miles de años, con grandes dosis tanto de mitología - apareciendo Zeus y otros dioses del Olimpo, como Apolo, etc. - y fantasía, con una gran ración de monstruos brutales. Pero este sólo es el comienzo del tomo titulado 'Wonder Woman: Carne', que también recopila los números 24 al 29 de este cuarto volumen.

Uno de los aspectos que más llama la atención de la etapa de Brian Azzarello es la humanización que le confiere a los dioses y demonios, muy al estilo de la aclamada serie de Vertigo Lucifer, de Mike Carey, en la cuál el demonio (Lucifer) campaba a sus anchas entre la humanidad. Algo parecido ocurre con los dioses del Olimpo y el aspecto que les confieren Azzarello y sobre todo Chiang, haciendo que, por ejemplo, Apolo esté vestido de traje todo el tiempo y utilizando limusinas para desplazarse y otros aspectos de lo más corrientes, provoca que parezca más un mafioso (aunque con poderes) que un dios milenario. Como contrapartida nos encontramos con el Primogénito, el gran villano de la saga de la amazona en su devenir durante los Nuevos 52. Su aspecto sigue siendo mitológico y arcaico, rompiendo los esquemas del resto de integrantes de la trama, con una presencia visceral, prehistórica y salvaje, acercándose más a la figura de un bárbaro malvado homónimo a Conan que a uno de los dioses milenarios de aspecto refinado. Y es gracias a esta diferencia de presencia, sumado a su carácter sanguinario e incluso fascista, lo que provoca que sea un enemigo formidable y más que temible para la poderosa y bondadosa protagonista, Wonder Woman.

¿El objetivo del Primogénito? 


Pues como gran villano de cómic, busca lo que suelen buscar todos: poder. Es un poder escondido detrás de la humillación que supuso haber sido desterrado y abandonado por su padre, Zeus, desde su nacimiento. Una venganza motivada por una ira que intenta propagar contra todo el Olimpo, poniendo en peligro toda la estructura completa y, finalmente, todo el mundo.


Al estar colocado entre Apolo, el rey del Olimpo en estos momentos después de la desaparición de Zeus, y Wonder Woman, el Primogénito es enemigo de todos los bandos, y eso hará más intrigante su subida al poder, más memorable y lo convierte en uno de los villanos más dignos de la historia editorial de Wonder Woman, que en estos momentos es Diosa de la Guerra después del fallecimiento, precisamente, de Guerra.

Como invitados especiales y personajes secundarios de la trama, con sus propios momentos de protagonismo, nos encontramos con Hera, la cuál ha perdido el poder de los dioses y se ha convertido en mortal; Orión, de los Nuevos Dioses (creado por Jack Kirby, el rey del cómic), que consigue poner en comparación las enormes diferencias entre estos Nuevos Dioses y los antiguos dioses del Olimpo, recordando levemente a American Gods, aunque sea en el concepto primario...; y Discordia, otra de las diosas y enemigas de Wonder Woman, que jugará un papel cuanto menos curioso. Queda claro que para Azzarello es importante sustentar la trama con muchos jugadores en el tablero, haciendo que el devenir de los acontecimientos se vuelva totalmente impredecible.


Más dibujantes, además de Cliff Chiang


El estilo de Cliff Chiang impregna cada página de cada capítulo, a pesar de que no se dedica al dibujo de todos los interiores, siendo secundado por Goran Sudžuka y Aco. Pero resulta curioso comprobar que realizan un dibujo que busca ser muy similar al de Chiang, con órdenes expresas de mantener un estilo uniforme a pesar del cambio de artista. Es por ello que a no ser que leas quién es el dibujante de cada capítulo, puedas llegar a dar por sentado de que se trata del propio Chiang, aunque cuando aparece su dibujo se nota un punto de calidad algo superior al de sus compañeros, destacando en los paisajes que rodean a cada individuo en cada viñeta.


Brian Azzarello, a pesar de su historial, un autor polifacético


Quién hubiera imaginado que Azzarello triunfaría en una serie de fantasía y llena de color. Un autor conocido por ser creador de grandes historias de género negro, como 100 Balas - con la que fue galardonado con el Premio Eisner, una prodigiosa etapa al frente de la serie de culto de Hellblazer, o la novela gráfica Joker, mostrando una de las versiones más grotescas y agresivas del payaso del crimen de Gotham. Pero este autor estadounidense, nacido en Ohio el 11 de agosto de 1962, quiso sorprender a todos - y quién sabe, quizá se quería probar a sí mismo... -, y demostró estar preparado para lo que sea. Su etapa se ha convertido en un clásico inmediato.


La edición definitiva de la etapa de Brian Azzarello... ¡aunque hay más!


Los tomos de tapa dura con los que ECC Ediciones ha publicado esta etapa son bellísimos, con unos colores vivos y atractivos y un papel de altísima calidad. Al finalizar el tomo nos encontramos con 18 páginas extras con bocetos y portadas originales que hacen las delicias de los seguidores de la serie. Este volumen contiene los números 23.2, 24-29 del volumen 4 de Wonder Woman, publicados originalmente entre septiembre de 2016 y marzo de 2014. Esta edición lo conforman un total de seis tomos titulados 'Sangre', 'Agallas', 'Hierro', 'Guerra', 'Carne' y 'Huesos'.

RELACIONADO: Wonder Woman: Guerra

 Actualmente, ECC también va a publicar un coleccionable con toda la etapa de Azzarello con motivo del estreno de la película Wonder Woman.


En conclusión...


Una etapa fabulosa de principio a fin. En particular este tomo nos presenta el origen completo del Primogénito, el némesis de la etapa completa de Azzarello y Chiang... haciendo que te pongas incluso de su lado en alguna ocasión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar: