21/10/17

SPIDER-MAN: HOMECOMING (2017): ¿Un reboot necesario?




Ya hemos podido disfrutar de Spider-Man: Homecoming en los cines de casi todo el mundo. Y la respuesta fue muy buena, mejor a nivel de taquilla en EEUU respecto a sus predecesoras de Amazing Spiderman. Este nuevo filme del arácnido nos trae a un nuevo actor, que ya hizo su debut en Capitán América: Civil War (2016) y nos presenta a un nuevo enemigo, el Buitre (Vulture) que le pondrá las cosas muy difíciles al inexperto superhéroe. La propuesta nos ha gustado, y en esta reseña intentaremos explicar los puntos fuertes y los no tan fuertes del filme. 


Sinopsis


Peter Parker empieza a convertirse en un superhéroe local, aprendiendo a controlar sus poderes y su traje. Después de ayudar a los Vengadores, en el bando de Iron Man, éste le presta un traje y le explica que tiene que ir aprendiendo poco a poco la labor de héroe. Pero Peter quiere ser parte de algo más grande cuando descubre que en Manhattan se están vendiendo armas con gran poder de destrucción, comandados por el Buitre (Vulture), que intenta sacar tajada de los destrozos de las luchas entre héroes y villanos. 


¿La mejor película de Spiderman?


Spider-Man: Homecoming es la película de Spiderman con más ritmo y divertida que ha salido en el cine y además se diferencia totalmente de los anteriores cinco filmes que habíamos visto hasta ahora. Los momentos de humor son constantes y pese a ser una película de duración larga, es muy entretenida.


En Homecoming no veremos otra vez el origen del superhéroe con la picadura de la araña radioactiva, sino que ya tendrá los poderes desarrollados. Además, tampoco veremos la evolución de sus poderes y como llega a controlarlos, sino que en este caso el aprendizaje se centrará en el traje que Tony Stark le presta y que resulta tener todo tipo de tecnologías que complicarán la tarea de Peter.


Es probablemente, en acabado técnico, ritmo e incluso en combates, la mejor película de Spiderman, pero hay que añadir que no todos los aficionados han salido contentos tras visionarla. La razón es que Spiderman deja de ser tan protagonista como siempre había sido en sus pelis, siendo algo torpe y dependiente del rico universo de superhéroes que ahora le rodea.


La grandiosidad de sus enemigos, el lado oscuro de la muerte del tío Ben y su tristeza se han eliminado por completo en esta nueva revisión del personaje. Muchos personajes relevantes no han aparecido en el filme y el villano, pese a ser estéticamente brutal, carece de la potencia de los que habíamos podido ver en las anteriores sagas. ¿Hace esto que la película no sea la mejor? Sin duda, no, pero si que decepciona un poco y hace que pese a ser posiblemente la mejor película, a lo mejor no es la que más se queda en el corazón de los aficionados.


Otros grandes cambios que son un acierto, bajo mi criterio, son la rebaja de edad del personaje. Esto posibilita que aprovechen los elementos que más han gustado de la magnífica serie de dibujos Ultimate: Spiderman. El traje y ciertas situaciones recuerdan mucho a esta adaptación, que tuvo mucho éxito en Disney XD. Es una renovación que hacía falta, porque el personaje se estaba estancando en el cine, y la propuesta de Amazing Spiderman no llegó a triunfar, dando avisos de un fuerte desgaste de la idea.



Del Spiderman de Tobey Maguire al de Tom Holland


Spiderman en el cine ha tenido en los últimos veinte años su mayor apogeo, teniendo ya su tercer actor protagonista y con distintos resultados en cada uno de ellos.

El primer Spiderman lo encarnó Tobey Maguire. La trilogía original de Spiderman fue dirigida por Sam Raimi que supo sacarle todo al jugo al magnífico hombre araña en sus dos primeros filmes, pero que se confundió en su tercera película.


El segundo Spiderman fue Andrew Garfield, con las dos películas de Amazing Spiderman. Este nuevo actor le dio otro aire al personaje, más adulto y serio. Pero no tuvo la acogida esperada en taquilla, de hecho, la primera película tuvo más éxito que la segunda y automáticamente se descartó una tercera protagonizada por Garfield.


A partir de ese momento las cosas cambiaron, puesto que el personaje, 100 por cien de Sony ahora tiene una colaboración con Marvel, donde se cede su uso a cambio de la recaudación en taquilla de las películas protagonizadas por el trepamuros. A partir de ese momento, Marvel Studios decide cambiar de actor protagoniza y elige a Tom Holland, que es más joven y se parece más al Spiderman de la serie animada (que estaba teniendo mucho éxito). La Casa de las Ideas decide dar un giro total al personaje, volviéndolo a llevar al instituto para renovarlo por completo, con más gadgets y tecnología de lo que habíamos visto nunca. El tiempo dirá si fue un acierto este cambio.

Lo que se sabe al respecto es que Spiderman estará protagonizado por Tom Holland en seis películas como mínimo, tres propias del personaje y otras tres apariciones en filmes de Marvel. Además el personaje suena para las películas del Universo expandido de Spiderman que va a llevar al cine Sony, donde es más que lógico la aparición de Peter Parker, como son Venom, Silver & Black Cat, etc.



PRODUCCIÓN Y TAQUILLA


Estreno: 28/06/2017
Duración: 133 minutos
Director: Jon Watts
Guionista: John Francis Daley, Jonathan M. Goldstein, Christopher D. Ford, Chris McKenna, Jon Watts, Erik Sommers.
Productora: Columbia Pictures / Marvel Studios / Pascal Pictures
Taquilla: 879 millones a nivel mundial

La taquilla de Spider-Man: Homecoming ha sido relativamente buena, con 879 millones de dólares, pero se ha quedado por debajo de las expectativas que se habían hecho en torno a los 1000 millones de dólares. A nivel de 2017 se sitúa como la película más taquillera de los superhéroes, superando a Wonder Woman y Guardianes de la Galaxia vol. 2, pero el sabor ha sido agridulce.


A nivel de las películas protagonizadas por Spiderman se sitúa por detrás de Spiderman 3, que tuvo una taquilla de 890,8 millones en 2007. Por otro lado Spiderman (2002) tuvo una recaudación de 821,7 millones hace 15 años, que al cambio suponen una taquilla mucho mayor que la actual de Homecoming, al igual que Spiderman 2 (2004) con una taquilla de 783,7 millones de dólares. Es decir, que no supera el impacto que tuvieron las tres primeras películas protagonizadas por McGuire, por lo que podemos afirmar que ha sido un fracaso en esa parte.

En cuanto a la comparación con las películas de The Amazing Spiderman si se ve claramente una mejora en taquilla. La primera tuvo una recaudación de 757 millones y la segunda parte de 708,9 millones, siendo estrenadas en 2012 y 2014, por lo que si hay un claro ascenso por parte de Homecoming.

Pero el dato que dejará más claro si es un éxito es la comparación entre presupuesto de los filmes y la recaudación. En el caso de Spiderman 3, que es la película que más recaudó, vemos como también el coste fue el más alto, con un presupuesto de 258 millones de dólares. Por lo tanto la recaudación total fue 3,45 veces el total del presupuesto. En cambio, la primera película de la primera trilogía, Spiderman (2002) tuvo una recaudación de 5,9 veces el presupuesto (139 millones), siendo la más exitosa entre todas las películas del arácnido. Spider-Man: Homecoming (2017) supone la segunda película con mayor beneficio relativo, puesto que con un presupuesto de 175 millones su recaudación se va a 5 veces ese presupuesto. Así que en términos relativos podemos afirmar que es la segunda película más exitosa de Spiderman.



Un reboot claramente necesario



Después de analizar los datos de taquilla y sobretodo después de visualizar el filme podemos afirmar que el reboot era necesario. The Amazing Spiderman supuso un paso atrás para la saga de Spiderman en el cine, con una recaudación claramente decreciente que no solo no mejoró la anterior trilogía, sino que supuso un paso atrás. Este nuevo Spiderman trae aires nuevos a la franquicia y además, con Marvel al frente de las operaciones el éxito parece asegurado.

Aún así, las expectativas claramente no se han conseguido porque se preveía que podía ser la película de superhéroes más taquillera del año y tiene pinta de que no lo conseguirá, con los inminentes estrenos de Thor: Ragnarok y Justice League. Pero por lo menos hemos podido ver una buena actuación de Tom Holland y un Spiderman claramente rejuvenecido que además parece que irá a más dentro del entramado cinematográfico de Marvel.


Actores principales


Tom Holland: Es el gran protagonista que cumple con su papel perfectamente. Da otro aire al trepamuros y después de Andrew Garlfield si se le ve una evolución a lo que busca Marvel con este personaje. Le auguramos un gran futuro como Spiderman.


Michael Keaton: Espectacular interpretación del Buitre por parte de Keaton que parece que va a más en los últimos años. Nos encontramos con un villano muy diferente al del cómic, pero que tiene momentos clave magníficos en el filme.


En conclusión...


Spider-Man: Homecoming es una buena película de Spiderman y de superhéroes que entretiene mucho y no cae en los mismos errores que había cometido The Amazing Spiderman. Tenemos claro que el reboot era necesario por motivos de taquilla, pero el resultado es claramente inferior al esperado. No por calidad del filme sino por la recaudación, que se esperaba muy superior. Pero es un buen punto de partida para el superhéroe más icónico de Marvel que por fin parece tener claro un camino que seguir en el cine.


Pósters






¿Qué opinas?




1 comentario:

  1. A mi me gustó, el hecho de verlo inexperto y vulnerable me agradó de sobremanera. Lástima que en el segundo Trailer nos dieron spoiler de la trama, pero bueno...
    Otra cosa que no me gustó fue la escena post-creditos >:(
    Además tengo que mencionar que a mi si me llegaron a gustar las películas de Andrew Garfield y pienso que a la 2 le hizo falta promoción por parte de SOny

    ResponderEliminar

También te puede interesar: