18/12/17

LUCIFER de Mike Carey



Desde las páginas de The Sandman...


Lucifer fue una serie escrita por el aclamado guionista británico Mike Carey, publicada entre el año 2000 y 2006, que contó con 75 números, aunque antes había sido publicada la miniserie The Sandman presents Lucifer #1-3, publicada originalmente en 1999 por el sello Vertigo. El personaje había sido creado una década antes, en 1989, en las páginas de la fascinante serie The Sandman y muy pronto dejó claro que tenía un legado que contar... Ahora, ECC Ediciones recupera toda la serie en una edición integral (Omnibus) de tres gigantescos números.

RELACIONADO: Top 50 - Los mejores cómics de la historia


Orígenes del Diablo, Lucifer, en The Sandman


Pocas obras han llegado al nivel de The Sandman, publicada por DC Comics/Vertigo entre 1989 y 1996, con un Neil Gaiman pletórico demostrando que el cómic para un público adulto, sofisticado y místico tenía cabida entre las grandes series de superhéroes de aquellos años. De todos modos, desde mediados de los años 80, el cómic dirigido a adultos había conseguido un impulso espectacular gracias a títulos tan carismáticos y acertados como Watchmen, The Dark Knight Returns, Born Again, Miracleman y un largo etcétera de nombres, con autores que se han convertido en leyenda desde entonces, como Alan Moore, Grant Morrison, Frank Miller... a los que se sumó Gaiman y su The Sandman, la exploración mágica definitiva, el viaje onírico a través del sueño, el mundo de los dioses, los eternos y la fantasía más pura y original que se había visto nunca en el cómic USA, con una narrativa densa, oscura, inteligente y adictiva en la que se presentaron un sinfín de personajes, cada cual con más carisma que el anterior. 


Entre los mejores arcos argumentales que vivió la serie The Sandman en sus más de siete años de publicación, cabe destacar 'Estación de Nieblas', apasionante trama en la que Morfeo (Sueño de los Eternos, protagonista de The Sandman) debe viajar hacia el centro del Infierno, para encontrarse con el mismísimo Lucifer, lucero del Alba, gobernante de este reino caído en desgracia. Y, como si no fuera suficientemente excitante el encuentro, Gaiman introdujo un concepto realmente sorprendente... allá donde normalmente se entiende al Diablo como un auténtico genio del mal, repleto de artimañas horribles y monstruosas, el guionista le dio un vuelco al concepto mostrando un ser elegante, individualista, poético y razonable. Un antiguo ángel cansado del enorme peso de la responsabilidad de llevar durante milenios la carga del reinado de un Infierno eterno... y en una de las conversaciones más memorables del noveno arte, Lucifer decide abandonar su reino, para tomarse unas 'vacaciones' en la Tierra, dejando a todos los demonios del averno realmente patidifusos... ¡y allí se terminó la presencia de Lucifer en la serie The Sandman! Fue presentado, dio retazos de grandeza y peso argumental, pero tan rápido como vino se fue... y una pregunta rondaría al lector durante varios años, desde 1989 - cuando apareció por primera vez - hasta 1999, cuando comenzaría la serie que llevaría como título su nombre, Lucifer, y explicaría qué ocurrió con el Lucero del Alba... ¿qué tramaba realmente el príncipe del mal y el engaño?

"Escribir Lucifer nunca fue difícil, al menos no de la manera que lo fueron otras cosas. Sus historias, y solo esas, aparecían en mi cabeza con presentación, nudo y desenlace. De todos los cientos de personajes de Sandman, él, por encima de todos, tuvo su propia agenda desde el momento en que apareció por primera vez en escena. (...) Puede que en la historia de Sandman solo fuera un personaje secundario, pero en mi mente era toda una estrella. Lucifer necesitaba su propio cómic." - Neil Gaiman, guionista de The Sandman y creador de Lucifer


Lucifer: Un spin off totalmente independiente


A pesar del gran impacto inicial de Lucifer, poco se sabía de él, poco se había explorado el mito de un personaje bíblico y de tanta trascendencia, de sus motivaciones reales por los que abandonó el Infierno y cuáles serían sus planes en el futuro. Todo ello sería respondido por Mike Carey, que en 1999 tomó el mando de la serie definitiva que iba a encargase de los detalles más escabrosos y ocultos, de sus motivaciones más ególatras y endemoniadas. Su trama inicial comprendía tres números de una serie limitada, titulada The Sandman presents Lucifer #1-3, y tuvo tan buena acogida inicial que rápidamente Vertigo financiaría una serie regular, manteniendo el espíritu de The Sandman, eso sí, con el sello particular de Mike Carey y adentrándose en derroteros desconocidos y más religiosos. 

"Si menciono su nombre, vendrá y verá lo que has hecho aquí. Así que tú decides, Reina de la Muerte. Cara, gano yo. Y cruz... cruz, todo se viene abajo."

Al igual que la serie de la que nació Lucifer, este nuevo título tendría complicados arcos argumentales, de carácter deductivo en los que aparecen al principio de cada nuevo capítulo nuevos personajes de los que el lector no sabe nada, y que poco a poco son explicados a lo largo de arcos argumentales/sagas de entre 3 y 5 números. Pero el carácter religioso sería mayor, no porque sea un cómic dedicado a la Religión cristiana sino porque sus personajes figuran en su mitología, eso sí, con un personalismo muy diferente. Los egos de los ángeles poco tienen que ver con la figura eclesiástica sino más bien con la de ejércitos y soldados terrenales. Además, los diferentes demonios y dioses que aparecen son de diferentes culturas, nombrándose o surgiendo figuras propias del budismo, de la cultura india o la asiática, con una gran proliferación de elementos mágicos, místicos e, incluso, surrealistas en algunos momentos. La demonología también es importante, puesto que Carey no se corta a la hora de llevarnos hacia el averno (Infierno), mostrarnos gran parte de las atrocidades que son reservadas para la almas condenadas, además de algunos de los diferentes reinos y gobernantes que quedaron después del 'abandono' de Lucifer, al más puro estilo del Infierno de Dante.


Pero por encima de todos los personajes que aparecen, y a pesar de que en algunos arcos argumentales y capítulos la figura de Lucifer pasa desapercibida a lo largo del transcurrir de las páginas, su presencia es constante en el trasfondo y conversaciones. Cada momento está tocado por su aura y personalidad, que poco a poco nos la va presentando Carey, con toques maquiavélicos, profundamente inteligentes y atractivos. No sabemos qué trama realmente Lucifer, pero sí que sabemos que parece mostrar un control inaudito, colocando al resto de jugadores en su propio tablero de ajedrez... ¡y jugando como quiere con todos ellos! ¿Qué planea realmente...? ¿Conseguiría cumplir sus más altas ambiciones? Lucifer se torna, definitivamente, en uno de los villanos/antihéroes más irresistiblemente adictivos del cómic USA, poco que ver con el confuso y muchas veces distraído Sueño, de los Eternos (The Sandman). Donde aquel erraba sin parar, Lucifer parece confabular una de las más grandes artimañas de la historia...


El arte gráfico, tarea de varios autores


Puntuación:
Publicación en España: Por ECC Ediciones en junio de 2017
Publicación original: The Sandman presents Lucifer #1-3, Lucifer vol. 1 #1-20, por Vertigo, entre 1999 y 2002


Guión: Mike Carey
Dibujo: Peter Gross, Chris Weston, Scott Hampton, Dean Ormston
Portada: Christopher Moeller
Género: Fantasía, Magia
Formato: Cartoné
Páginas: 544 páginas, Color
Precio: 44,50 euros

Los tres números de la miniserie The Sandman presents Lucifer fueron dibujados por Scott Hampton con un aspecto realmente sombrío y desalentador, mostrando un estilo que se acercaba sobradamente a la serie The Sandman, sucio, desgarbado y tétrico. Después, cuando por fin se inició la serie regular, Chris Weston tomaría el mando del dibujo titular, junto al entintador James Hodgkins, aunque aquella relación artística entre Weston y Hodginks acabaría rompiéndose tras solo tres números, debido a diferencias creativas, por lo que Mike Carey y Vertigo tuvieron que recurrir a otros dos dibujantes que realmente hicieron un trabajo superior, más acorde a la representación que necesitaba el universo de Lucifer. Se trataban de Peter Gross y Dean Ormston, el primero se encargó de los arcos argumentales de cuatro o cinco números (las sagas), mientras que Ormston trabajaría los interludios entre ellos, mostrando un estilo que, aunque diferente, presentaba cierto tono lineal entre ellos, provocando que el lector no sufriera un gran impacto en los cambios entre ambos. 


Edición


ECC Ediciones ha publicado dos ediciones diferentes de Lucifer. En primer lugar, una que constaba de siete tomos cartoné. La actual publicación constará de tres tomos, es la edición Omnibus integral y cada tomo tiene un tamaño enorme de más de 500 y 600 páginas cada uno. Este primer tomo recopila los siguientes números: The Sandman presents Lucifer #1-3 y Lucifer vol. 1 #1-20, con 544 páginas en total.


En conclusión...


Brillante spin off de The Sandman, que funciona de forma totalmente independiente con uno de los personajes más carismáticos del cómic USA. Sus historias son realmente oscuras, sofisticadas y astutas, presentando una mitología vanguardista de las religiones, unas relaciones de poder sorprendentes y unos secundarios de lujo, en una trama adictiva que te atrapa hasta la médula, convirtiéndose en uno de los mejores cómics de la historia, bandera del sello Vertigo, de DC Comics.


Portadas


A continuación, algunas de las portadas, la mayoría obra de Duncan Fegredo:






 




Aunque sea profundamente atrevido decirlo, me resulta superior a The Sandman en algunos sentidos, sobre todo en el carisma del personaje y la mitología demoníaca que trae detrás suyo, además de su inefable defensa del individualismo y rupturismo con lo viejo y antiguo.


También te puede interesar:






   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar: