10/7/18

DIVINITY III: STALINVERSO



''Esta es la verdadera magia del universo Valiant: Puedes jugar con todos los géneros bajo el disfraz de superhéroes, desde lo cósmico hasta el crimen y el espionaje.'' - Matt Kindt

Divinity III: Stalinverso (Stalinverse) cierra la trilogía Divinity creada por Matt Kindt como un homenaje a la Edad de Plata del cómic USA y, sobre todo, al estilo Kirby, con un final épico y convulso para la historia más rompedora de los últimos años en el universo Valiant. Acompañado por Trevor Hairsine en el apartado gráfico, nos introducimos de lleno en el... ¡Stalinverso!

RELACIONADO: ¿Qué es Divinity?


Lo que había comenzado en Divinity hacía varios años, en 2015, con la irrupción de un nuevo personaje a la cosmología de Valiant, continuó en una segunda parte espectacular publicada originalmente en 2016, para finalizar, de forma inexorable, en Stalinverso, el evento más interesante de Valiant en 2017 (la serie se publicó entre diciembre de 2016 y marzo de 2017). Adam Abrams era un cosmonauta de la Unión Soviética que había sido lanzado a los confines del universo en busca de respuestas y nuevos mundos para que su nación avanzara tecnológicamente. Iba acompañado de otros dos cosmonautas y sus naves solo tenían energía para seguir adelante y nunca marchar atrás. Pero un extraño poder les hizo frenar y fue allí donde Divinity surgiría, confiriéndole poderes enormes a Adam y transformándolo en un ser capaz de cambiar la realidad a su antojo. El primer volumen trataría sobre su regreso, el motivo por el que volvió desde tan lejos y sus motivaciones en el presente. El segundo capítulo de esta trilogía nos mostraría la llegada de otra de las cosmonautas, Myshka, la cual viene con motivos totalmente contrapuestos con respecto a Adam, con ganas de hacer resurgir el legado soviético a la actualidad, un legado olvidado tras la caída del muro de Berlín y la disgregación de la nación más grande jamás vista en el mundo.  Esto provocará una lucha de titanes entre dos seres demasiado poderosos con respecto al resto de héroes de la Tierra, con una conclusión inesperada y paradójica. Pero, como toda gran historia que se precie y como parte de un plan aún mayor, el destino del tercer cosmonauta no había sido resuelto todavía... ¿qué ocurrió con él? ¿Falleció o... resurgió con nuevos poderes?


Antes de Stalinverse...


A principios de la década de 1960, mientras los estadounidenses estaban apuntando a la luna, los soviéticos apuntaban hacia el borde del sistema solar. Enviaron a tres cosmonautas a una misión en el espacio, donde encontraron una inteligencia extraordinaria llamada Desconocido, que aparentemente los impregnó de poderes increíbles. El primero en ponerse en contacto con esta entidad fue Abram Adams, también conocido como Divinity, que decidió abandonar a los demás para regresar a casa para encontrar a la esposa e hija que dejó en la Tierra 50 años atrás. El segundo cosmonauta, una marxista endurecida llamado Myshka, también regresó a la Tierra y quedó atónita y sorprendida al ver que la Unión Soviética se había derrumbado por su propio peso. Esto era inconcebible para ella: ¡el estado la había salvado de las calles de Moscú y le había dado todo!, por lo que utilizó sus poderes para alterar el tiempo y el espacio y devolverle a Rusia todo su esplendor como superpotecia, pero finalmente, Divinity la detuvo. Entonces... ¿por qué estamos de nuevo ante un mundo comunista?

Puntuación:
Publicación en España: Medusa Cómics en junio de 2018
Publicación original: 'Divinity III: Stalinverse' #1-4, entre diciembre 2016 y marzo de 2017 por Valiant


Guión: Matt Kindt
Dibujo: Trevor Hairsine
Portada: Jelena Kevic-Djurdjevic
Género: Cósmico, Ciencia ficción, Superhéroes
Formato: Rústica
Páginas: 112 páginas , Color
Precio: 12,95 euros



Más que analizar lo que le ocurrió al tercer cosmonauta, algo que no es irrelevante, Stalinverso es la prolongación lógica de una historia que no ha parado de crecer desde 2015. Una idea personalista y podríamos añadir que romántica - de hecho, la historia de Adam Abrams tiene un halo de romanticismo detrás - se convirtió en algo grandilocuente que se coloca en el plano político y social, en una esfera global en el que se pone en entredicho hasta qué punto se puede controlar el poder absoluto. Dos seres como Abrams y Myshka resultan incontrolables... ¿y si añadimos un tercer eslabón a esta cadena? ¿y si el otro cosmonauta tiene unos planes más malévolos? Y en el trasfondo de todo ello el origen de partida de estos tres viajeros siderales. Eran soviéticos. Habían emprendido un camino hacia las estrellas cuando la Unión Soviética estaba en auge, por los años 60, pero regresan con su 'imperio' diezmado y en horas bajas... ¿por qué no volver a hacer resurgir el país que conocieron? Es así como todo queda trastocado en Divinity III: Stalinverso, donde los soviéticos ganaron la Guerra Fría y la Segunda Guerra Mundial, y donde conquistaron parte de los Estados Unidos haciendo que su imperio hubiera crecido mucho más. Y es en este punto, sin dejar atrás la parte cósmica y colorida, donde más nos recuerda esta obra a la Edad de Plata, los años 60, cuando Jack Kirby triunfaba con historias cósmicas y donde el enemigo solía proceder de la unión soviética. Vuelven los comunistas y vuelve una realidad que les hace homenaje, sin parodia sino con una seriedad profunda y directa.

"Con "Stalinverso", estamos obteniendo otra extensión natural de hacia dónde se ha dirigido "Divinity" todo el tiempo. Esto no es solo global, es universal y los fanáticos realmente van a sacar provecho de su dinero a partir de una loca historia cósmica al estilo de Jack Kirby diferente a cualquier cosa que Valiant haya hecho antes. "Divinity III" no solo se siente más grande, es más grande por definición, y es por eso que la decisión vino a expandir esta historia a través de la línea Valiant." - Kyle Andrukiewicz, editor de Valiant Entertainment

Como no podría ser de otra manera, Matt Kindt, cabeza pensante de este proyecto, lo pasó realmente bien configurando este nuevo universo. Las versiones de Bloodshot, X-O Manowar, Shadowman o Ninjak se habían adaptado perfectamente al estilo de vida soviético, y la sociedad también sufría las consecuencias de ello, pero además, Kindt consiguió crear un grupo al más puro estilo Unity de carácter ruso, creando varios personajes de lo más interesantes.

Fue una gran oportunidad para inventar toda una serie de nuevos personajes que nacen de una cultura e ideología diferentes. Eso es realmente atractivo como escritor: salir de mi reino de experiencia y habitar en un lugar diferente y una perspectiva diferente del mundo. Estos personajes, y La leyenda roja en particular, no son solo nuevos héroes en trajes nuevos que terminan luchando contra los villanos y salvando el mundo en el sentido tradicional. Están aportando una perspectiva diferente a todo, lo que es un gran contraste con los personajes que ya hemos establecido. Y sí, me encanta poblar el mundo con nuevas personalidades. Es el sueño de un escritor: vivir y trabajar en este mundo ficticio que es tan diverso que puedes contar cualquier historia que quieras contar, grande o pequeña, y realmente mezclar los géneros.'' - Matt Kindt


Para realizar este trabajo, Matt Kindt se informó de forma exhaustiva sobre la historia de Rusia y la Unión Soviética, sus grandes sacrificios y logros militares durante la Segunda Guerra Mundial, el problema que hubo durante la Guerra Fría y la forma de vida soviética, siempre con gran admiración y respeto hacia aquella nación, algo que siempre ha querido dejar claro el autor. Es verdad que sale Putin, pero se hace de forma interesante y realista, sin añadir morbo o algún aspecto que pueda resultar ofensivo. Claro, hay una exageración entre los problemas que pueden surgir entre un conflicto entre dos naciones, pero el cómic está realizado para entretener y divertir, además de que el aspecto político no es el esencial en la obra. Es más bien la alteración de los personajes y los conceptos de ciencia ficción los que son realmente relevantes en el devenir de la obra, un crossover que ha involucrado a varias series regulares, como Bloodshot, X-O Manowar y Shadowman.

En el aspecto gráfico nos encontramos con un destacado Trevor Hairsine, dibujante que en Valiant ha demostrado su enorme talento en Eternal Warrior Divinity, Divinity II y Book of Death.


Edición


La miniserie Divinity III: Stalinverse tuvo cuatro números, recopilados en un tomo rústica de máxima calidad por la editorial Hidra bajo el sello Medusa Cómics. Un tomo que contiene como extras las portadas alternativas de la serie y varias páginas con entintados de Hairsine.


En conclusión...


El cierre de la trilogía Divinity cumple con las expectativas creadas de grandilocuencia, ciencia ficción y conceptos interesantes acerca de una nueva sociedad global soviética. Los viajes en el tiempo dan paso a combates y, sobre todo, alienígenas y seres de carácter cósmico, al más puro estilo Kirby y los cómics de los años 50 y 60, donde la Guerra Fría encrudeció la llegada de villanos de origen soviético.






También te puede interesar:






         

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar: