7/6/18

IMPERIUM: TORMENTA




Medusa Cómics presenta el cuarto y último volumen de Imperium, la serie de moda del universo Valiant, con el guionista Joshua Dysart al frente del proyecto y un espléndido Khari Evans en el apartado gráfico.

RELACIONADO: Personajes de Valiant


La ciencia ficción hard encuentra poco espacio en el mundo de la narración comiquera. Y resulta más complicado aún encontrar un título como Imperium, capaz de mostrar diferentes elementos de la ciencia ficción: robots, alienígenas, hard o distopía, en un mismo espacio narrativo. Lo que ha realizado Joshua Dysart está al alcance de los genios, de tipos que se atreven a jugar con el medio y el género como les place, como si no les costara un ápice tanta intriga y tanta complejidad.

Puntuación:
Publicación en España: Publicado por Medusa Cómics en mayo de 2018
Publicación original: Imperium #13-16, en 2016 por Valiant


Guión: Joshua Dysart
Dibujo: Khari Evans
Portada: Diego Bernard
Género: Ciencia ficción, Superhéroes
Formato: Rústica
Páginas: 112 páginas , Color
Precio: 12,95 euros



Llegados a este punto, estamos ante el cuarto y último arco de la serie, momento en el que la guerra entre el equipo de Toyo Harada y el de los H.A.R.D. Corps, con la ayuda de Livewire, llegará a su punto culmen. Años de odio harán temblar el océano y el cielo (donde ocurren las batallas), mientras Toyo y Livewire tendrán que verse las caras de nuevo, tiempo después de que ella le hubiera abandonado al ver la verdadera cara del tirano... En realidad, Joshua Dysart continúa colocando a Harada en un punto intermedio entre la villanía y la heroicidad. No está claro, ni mucho menos, su rol. Es más, gracias a su estado autosuficiente, donde permite que lleguen refugiados y emigrantes de todo el mundo, se coloca enfrente del resto de potencias del mundo, otros países que miran con recelo como un simple humano - bueno, un psiot, el más poderoso de todos ellos -, consigue dar a sus habitantes lo máximo para que puedan sobrevivir tras haber escapado de guerras e injusticias que asolan el resto del planeta. Pero... ¿a qué precio ha conseguido todo esto Toyo Harada?

Recordemos que Harada se convirtió en un fugitivo después de que se hubiera descubierto todo el abuso que realizó cuando dirigía el proyecto Harbinger, donde morían muchos jóvenes cuando se les trataba de activar sus poderes psiot. Él siempre manifestó que lo hacía por un bien mayor... pero ello no le valió para impedir ser carnaza contra la dictadura moral de nuestra sociedad. Y, de nuevo, como si no hubiera aprendido de la primera situación, en Imperium volvió a las andadas con una actitud más altiva, posesiva e intransigente, intentando pasar por encima de la comunidad internacional y creando su propio estado, robando el mejor portaaviones de los Estados Unidos y amenazando con la tercera guerra mundial a todo el planeta.

Dentro de toda su incoherencia moral, Harada se crea un equipo realmente terrible conformado por: un alienígena sediento de sangre de la Vid; una inteligencia artificial que cada día mejora y aprende más; un traidor de los H.A.R.D. Corps, y un ser de otra dimensión que quiere experimentar con organismos y humanos vivos. Y, aunque los resultados de su estado están siendo asombrosos, puesto que su nivel táctico y estratégico no podrían ser mejores, al final, después del ataque de Divinity o de la Vid (en anteriores volúmenes), su situación se ha vuelto más incómoda, a pesar de que varios países han decidido apoyarle. Y entre todo esto, volverse a ver las caras con Livewire, a la que consideraba prácticamente como una hija, le bajará a la Tierra y le pondrá las cosas más difíciles de lo que se podría haber imaginado en un principio...

"El oxígeno serena su mente. La confusión desaparece. La certeza regresa. Recuerda quién es. Él es quien cambiará el mundo... el mundo no le cambiará a él."

Al final, Imperium, en sus cuatro volúmenes, nos demuestra cómo un héroe se puede convertir en un villano cuando no se preocupa por los medios para conseguir un fin, pero también al revés; cómo un villano se puede convertir en un héroe cuando busca el bien común. Aunque en el caso de Toyo Harada, su ambivalencia moral, su altivez y su reconocible ego hacen que nunca sepamos en realidad de qué lado está. El que sí que está de nuestro lado es Joshua Dysart, un guionista de altísimo nivel que se atreve con todo en esta serie.


En el apartado gráfico, Khari Evans cierra la serie Imperium dibujando los números 13-16 de la serie original, publicados por Valiant Comics a principios del año 2016. Su estilo es perfecto para la serie, con una gran capacidad para transmitir movimiento, con un estilo que se parece al de Hairsine (Eternal Warrior, Ninjak), muy detallista, sin ahorrarse dibujar los entornos donde se desarrolla la trama en cada una de las viñetas, y con interesantes splash pages.


Edición


Medusa Cómics publicó este tomo en edición rústica. Es el último de la serie, el cuarto, recopilando los números 13-16 (2016). 


En conclusión...


La mejor serie del universo Valiant, por lo menos en cuanto a ciencia ficción se refiere. Además, presenta al, para muchos, personaje más intenso y carismático de la editorial: Toyo Harada, el ejemplo perfecto de antihéroe, aunque con unos tintes sociales, políticos y místicos apasionantes.




La mejor serie del universo Valiant, mezclando diversos subgéneros de la ciencia ficción en una trama inteligente, social y muy política.


También te puede interesar:







         

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar: