13/12/16

AYAKO, de Osamu Tezuka, el dios del manga



"Mañana, sobre esta hora, traeré en coche el cadáver a esta vía y lo dejaré aquí... Y ese cadáver será el de... ¿¡... ese hombre!?"


Planeta Cómic publica una de las obras más maduras y trágicas de Osamu Tezuka, ideal para lectores adultos que buscan conocer más sobre el considerado 'dios del manga'.

Puntuación:
puntuación
¿Te gusta este manga?

Publicación en España: Ayako' nº 1 (de 2) fue publicado por Planeta Cómic en noviembre de 2016.
Publicación original: Big Comic (revista) entre 1972 y 1973 por la editorial Shogakukan
Año: 1972


Autor completo: Osamu Tezuka
Formato: Cartoné, 15 x 23 cm
Género: Seinen, Histórico
Páginas: 464 páginas, Blanco y negro
ISBN: 978-84-16636-02-0
Precio:  28,00 euros



Hay tres factores que definen el trabajo de Osamu Tezuka en todos sus mangas: su humanidad, su valor social y su alto contenido filosófico. Estos tres puntos impertérritos e imperturbables se encuentran en cada una de sus brillantes historias y Ayako no es una excepción sino más bien un reforzamiento de estos tres puntos. Cada personaje es único en esta obra que emana emociones por doquier en cada paso de página y donde los valores familiares, las relaciones laborables e incluso el amor están en su máxima expresión. Pero no se crean que Osamu Tezuka era ñoño o apocado... ya que aunque nos encontramos ante un manga que nos produce y nos muestra un sinfín de emociones, muchas de estas sensaciones son bastante extremas. En esta obra se da el incesto (una variante de él), hay varios asesinatos, tenemos un protagonista que parece del lado bueno pero poco a poco se va revelando como un verdadero perro sarnoso y un montón de situaciones más que nos trasladan a una trama de corte histórico ocurrida a finales de la década de los 40 y principios de los 50 donde la posguerra y la crisis económica estaba comenzando a dar mucha fuerza a las organizaciones sindicales, en contra de los grandes terratenientes que poseían grandes extensiones de tierra que poco a poco se habían tenido que desprender a favor de los intereses políticos de aquella época.

Es en ese entorno donde nos encontramos con Jiro, un exmilitar japonés que regresa de sus misiones en el extranjero después de muchos años, para encontrarse con multitud de cambios en la casa familiar que regenta su padre. Su padre ha tenido una nueva hija, Ayako, pero esta nueva hermana no nació del seno de su madre sino de su cuñada, la mujer de Ichiro debido a un oscuro trato entre este y su padre a cambio de heredar las tierras y la casa familiar en el futuro. Ichiro no está nada contento con el regreso de su hermano pero mucho menos su padre, que lo considera un traidor al haber sobrevivido a su cautiverio cuando estaba en la guerra y no haber fallecido como un héroe. Pero su supervivencia se debe a un secreto oculto que le va a perseguir durante toda la obra... Mientras tanto, Ayako, que da nombre al manga, intenta vivir una vida normal como una niña corriente sin ser consciente de cuanto drama le rodea hasta que una situación inevitable le hará pasar por una de las experiencias más injustas que podría haber vivido nunca...

Curiosamente, aunque Jiro parece un personaje sacado del género negro, Ayako es una unión de muchos géneros aunque el drama, el corte social e histórico son preponderantes. De forma hábil e inigualable, Tezuka nos muestra una serie de acontecimientos reales de la posguerra japonesa mezclando muy bien la política y la vida policíaca de la época, mientras se dan pequeños retazos a la vida diaria en la casa familiar intercalándolo con las situaciones protagonizadas por Jiro que resulta ser el máximo protagonista de la historia. Sus hermanos son bastante interesantes y cada uno de ellos tiene una personalidad muy elaborada y definida, mientras que el padre es un verdadero ogro, aunque cuando vemos la verdadera cara de Jiro nuestros sentimientos hacia él y el sentido de la trama giran 180º.


¿Quién es Osamu Tezuka?

Podríamos escribir más de 5000 palabras sobre este autor y siempre nos quedaríamos cortos. Es considerado de forma unánime como el dios del manga, no solo por haber revolucionado este medio en japón gracias a sus novedosas propuestas y la fuerza argumental y filosófica de sus obras, sino por haber conseguido que millones de personas tanto en su país como en el resto del mundo se aficionaran al manga.

Entre sus obras maestras caben destacar tres: Fénix, Buda y Adolf, tres mangas como tres templos. Fue una pena que falleciera cuando contaba con solo 60 años de edad, con tantas historias que contar y algunas inacabadas... en Japón era un clamor que le dieran un Premio Nobel póstumo a la Literatura, pero nunca se le acabó dando este reconocimiento.


Edición

Ayako fue publicado por Planeta Cómic en dos tomos con un diseño minimalista y bellísimo con un fondo que mezcla dos tonalidades de rosa y las letras del título en amarillo. Al finalizar este primer tomo, tenemos unas palabras de Tezuka Productions hablando sobre el tono y estilo de Osamu Tezuka, que resultan muy interesantes.

Ayako fue originalmente serializada por en la revista Big Comic, de la editorial Shogakukan entre enero de 1972 y enero de 1973.


En conclusión...

Una historia intensa, donde la sociedad y sobre todo la familia son relatadas en un tono dramático, sombrío y perturbador. Además, Ayako también nos muestra una genial subtrama de espionaje que parece sacada del cine, al más puro estilo Osamu Tezuka.


Una obra dura, trágica e intensa, que nos transporta a una época bastante gris de Japón. Osamu Tezuka maneja con habilidad el tempo narrativo mientras nos muestra sin paleativos las consecuencias de la ambición obcecada por el dinero, las herencias, el sexo y la supervivencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar: