BATMAN: YO SOY SUICIDA




'Yo soy suicida' (I am Suicide) es el tercer arco argumental de Tom King al frente de Batman, ocurrido entre los números 9 al 13 (2016) de la serie Batman, seguido de los números 14 al 15 (Azoteas, 2017), que sirve como epílogo de esta trama, con una pequeña historia en la que Catwoman y Batman comienzan definitivamente su aventura amorosa y se revelan importantes sucesos del pasado de la mujer gato.

RELACIONADO: Top 10 - Mejores cómics de Batman


Puntuación:
Publicación en España: ECC Ediciones, en marzo de 2019
Publicación original: Batman vol. 3 #9-15, DC en 2016-2017
Guión: Tom King
Dibujo: Mikel Janín, Mitch Gerads
Portada: Mikel Janin 
Formato: Cartoné
Género: Superhéroes
Páginas: 168 páginas, Color
Precio:  17,50 euros

Tom King está de moda. Lleva años ganando los premios más importantes de la industria, como los Harvey o los Eisner. De hecho, los dos últimos años ha sido galardonado con el Eisner a Mejor guionista de la industria, algo que ha conseguido entre otras cosas, gracias a su labor en la serie Batman, personaje al que ha conseguido revolucionar como nunca. Después de un inicio apabullante en Yo soy Gotham, su primer arco argumental al frente del Caballero Oscuro, le seguiría otro no menos brillante, 'Yo soy suicida', una interesante unión de personajes villanescos del antihéroe con el entorno del Escuadrón Suicida. En 'Yo soy suicida' la narración es extremadamente intrigante. Poco a poco vamos viendo como Batman está formando un curioso grupo de villanos al más puro estilo Escuadrón Suicida con el Tigre de Bronce, Catwoman y el Ventrílocuo, cuya misión será ir a Santa Prisca en busca de algo (o alguien) que posee el iracundo y temible Bane. Lo importante no es qué ocurre en sí sino el cómo. La fórmula narrativa que utiliza Tom King para relatar la historia es lo que realmente marca el devenir de los acontecimientos. El lector no sabe qué ocurre realmente mientras Batman tiene una forma de proceder oscura e intrigante, como de costumbre, pero confusa a fin de cuentas ya que es extremadamente extravagante en ocasiones. Mientras los sucesos van ocurriendo, los jugadores van colocándose en el tablero de ajedrez de la partida que parecen estar jugando Batman y Bane, con rememoramiento de La caída del murciélago incluido. Siempre que Bane y el hombre murciélago se enfrentan hay referencias a su pasado ya que se trata de un enfrentamiento que causa más tensión que el que pueda tener el héroe con otros villanos, sobre todo debido al nivel de estrategia, intriga y terror que genera el villano. Pero la habilidad de Tom King en esta trama ha sido el hecho de que le ha dado la vuelta al concepto. En 'Yo soy suicida', el estratega es Batman, que elabora un espectacular y fascinante plan que nos deja patidifusos a cada capítulo que pasa, con un inicio, nudo y desenlace de una calidad magistral. Se nota y se demuestra que King es el guionista más en forma del cómic mainstream norteamericano pero parte de su triunfo también se debe a los espectaculares dibujantes con los que se rodea. En 'Yo soy suicida' su compañero de viaje es el maravilloso Mikel Janin.

Mikel Janín es uno de los dibujantes de referencia de DC Comics. Poco a poco y desde 2011 ha realizado dibujos espectaculares en series como Justice League Dark, donde redefinió gráficamente a personajes como Deadman y Zatanna, colaborando con grandes del cómic como Peter Milligan, J. M. DeMatteis o Tom King, al que conoció en el título 'Grayson', que redefinió a Nightwing para siempre. En 'Yo soy suicida' realiza uno de los mejores dibujos que se han visto jamás en la serie 'Batman' y continúa creciendo como uno de los talentos más impresionantes de la nueva era de DC Comics. Realiza una técnica de dibujo en la que no le hacen falta separaciones de viñetas. Él mismo consigue separar la acción en las páginas realizando espectaculares laberintos y fascinantes secuencias en las que se puede ver el movimiento de los personajes como nunca lo habíamos visto antes.


Todo ello resulta en una historia muy importante para el devenir de la etapa de Tom King al frente de Batman, una etapa en la que la aparición de Bane y la evolución de este villano es primordial. Después de 'La caída del murciélago', Bane comenzó a perder relevancia y nunca había conseguido convertirse de nuevo en aquella amenaza que había lisiado a Batman. Pero el plan de King desde prácticamente los comienzos de su carrera en la serie del hombre murciélago fue, precisamente, volver a darle voz a este némesis. Aquí comienza una historia imparable que será seguida por 'Yo soy Bane' y más tarde por 'Ciudad de Bane', todo ello conformando una trilogía que intenta redefinir de nuevo el status quo de un personaje que siempre infunde miedo pero que necesitaba volver a ser tomado en serio por un autor con prestigio... y que el guionista más laureado y aclamado de los últimos años haya decidido relanzarlo es una de las mejores noticias que podríamos haber tenido los apasionados lectores de Batman. Bane vuelve y lo hace a lo grande, como siempre debió haber sido.


Edición


No podemos dejar de aclamar la edición 'Batman Saga' de ECC Ediciones. El diseño es bellísimo, con una paleta de colores amarillo/negro muy elegante, con una portada, contraportada y páginas espectaculares, y con el plan de contener toda la historia moderna del Caballero Oscuro desde la etapa de Grant Morrison, comenzada en 2006, hasta ahora. Un lujo.



En conclusión...


'Yo soy suicida' es un arco argumental excelente, con un nivel narrativo apabullante, con unos dibujos de extrema calidad y con una historia que sorprende desde los diálogos más simples hasta el trasfondo que subyace a la obra. Una referencia y un comienzo de ciclo para Bane a manos de Tom King, con el que vuelve a tocar el cielo y con el que se redefine para la nueva era Rebirth.








También te puede interesar:







         

No hay comentarios:

Publicar un comentario