13/7/16

Nathan Never: Agente especial Alfa



¡Nathan Never cumple su 25 aniversario y Aleta Ediciones publica un tomo especial con el primer volumen de la serie!


En 1991, la editorial más famosa y prestigiosa de Italia, Sergio Bonelli Editore, que había sido fundada en 1940 y desde entonces ha publicado títulos tan famosos como Dylan Dog, Tex Willer o Zagor, decidió publicar su primera serie de ciencia ficción, Nathan Never. El equipo creativo elegido fueron los guionistas  Michele Medda, Antonio Serra y Bepi Vigna, y en el apartado gráfico el dibujante seleccionado para dar forma al personaje fue Claudio Castellini, un autor que actualmente es bastante conocido a nivel internacional por haber dibujado cómics tan famosos como Marvel vs DC, Estela Plateada: La oscuridad más allá de las estrellas o Lobezno: El fin, pero que en aquellos momentos sólo había trabajado en la serie Dylan Dog, en la que había debutado en 1988. Pero los editores de Sergio Bonelli se habían quedado maravillados por el estilo detallista y con movimiento que imprimía Claudio Castellini, muy influenciado por el estilo de John Buscema pero con un grado mayor de perfeccionamiento, por lo que no se lo pensaron dos veces a la hora de pedirle que se encargara de este ambicioso proyecto. Y así fue como dio comienzo Nathan Never, una serie que sigue hoy en día en activo, cumpliendo su 25 aniversario este año 2016.


La trama de Nathan Never se desarrolla en futuro cyberpunk semidistópico, en el que la lucha contra el crimen ya no es exclusiva de la policía. Existen diferentes corporaciones de detectives que son contratadas también para ello y Nathan Never pertenece a una de ellas: la Agencia Alfa. La historia mezcla varios géneros entre los que se incluyen, además de la ciencia ficción (subgéneros incluidos en la historia son: cyberpunk y space opera), el género negro (noir), el thriller policíaco, los mutantes y el drama, y, en ocasiones, el horror cósmico. La trama suele organizarse en arcos argumentales autoconclusivos de entre dos y cinco capítulos, y siempre con el trasfondo de alguna investigación. En este primer volumen, Nathan Never debe custodiar a un robot que se ha convertido en el único testigo de la muerte de su creador, el doctor Gilmore. Durante su misión, descubrirá que los secretos que esconde este asesinato podrían tener unas consecuencias terribles para la civilización y el futuro de la tecnología.

Portada del número 37 de 'Nathan Never' (1994), por C. Castellini:

Las influencias de la serie son muchas, pero destaca en primer lugar Blade Runner. El aspecto físico de Nathan, con gabardina y aspecto desgarbado, son irremediablemente similares a las de Rick Deckard, el protagonista de la película estrenada en 1982 (que por cierto, tendrá secuela en 2017). Además, la ciudad donde vive y actúa el personaje también tiene elementos que recuerdan a dicha película. Por otra parte, podemos ver referencias muy interesantes a otras obras de otros medios, como por ejemplo en el primer arco argumental de la serie, que nos presenta una historia relacionada con las 'tres leyes de la robótica', creadas por Isaac Asimov en la 'saga de la Fundación', la obra de ciencia ficción más influyente del siglo pasado. Y así, vamos disfrutando página a página las grandes referencias que tiene este cómic sobre otras obras, capturando momentos de gran belleza artística que engalanan al lector desde el primer momento que abre el cómic.

Portada del número 27 de 'Nathan Never' (1993), por C. Castellini:

Por último, hay que añadir que los elementos futuristas que van apareciendo en el cómic son realmente divertidos. Tengamos en cuenta que la obra fue publicada a principios de los años 90, cuando internet no existía y en el caso de los teléfonos móviles, todavía no había una proliferación como la actual, por lo que resulta bastante divertido observar cómo se imaginaban el futuro los autores hace 25 años.

Páginas interiores de 'Nathan Never':


Edición

La nueva edición de Aleta Ediciones es una obra de coleccionista. Un tomo cartoné (tapa dura), con unos extras espectaculares en los que el propio dibujante de la obra, Claudio Castellini, nos transmite todas sus sensaciones y recuerdos sobre la creación del personaje hace 25 años. Además, para la ocasión el autor realizó una portada nueva espectacular que sólo podemos encontrar en esta edición.


En conclusión...

Nathan Never es uno de los títulos clásicos de referencia de la historia del cómic italiano y europeo. Para los aficionados a la ciencia ficción le resultará una obra apasionante y llena de referencias a obras de categoría del mismo género.


EQUIPO CREATIVO Y PUBLICACIÓN

Publicación original: Nathan Never nº 1 (1991), Sergio Bonelli Editore

Publicación en castellano: 'Nathan Never: Agente especial Alfa' fue publicado por Aleta Ediciones en julio de 2016, coincidiendo con 25 aniversario del título.

Ficha técnica:

- Cartoné (tapa dura)
- Blanco y negro
- 112 páginas
- ISBN: 978-84-16486-47-2
- Precio: 19,95 euros



Guión: Antonio Serra

Dibujo: Claudio Castellini

Portada: Claudio Castellini


Nueva portada de Claudio Castellini:

Portada clásica del primer número de Nathan Never (por Claudio Castellini. 1991):

Una obra absorbente que, con el tiempo, se ha vuelto retrofuturista, algo que resulta de lo más divertido y curioso, pero es que además, esconde numerosas referencias a películas y novelas de ciencia ficción (Blade Runner, Fundación, Alien, etc), todo ello narrado con un estilo noir que engancha desde el primer minuto de lectura. Como colofón final, el dibujo es de Claudio Castellini, uno de los grandes maestros del medio, que convierte esta obra en puro arte visual.


También te puede interesar:







Síguenos en:

   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

También te puede interesar: