13/9/17

DEATH NOTE (2017) de Netflix - ¿Es tan mala la película?



¿Qué te ha parecido la adaptación de Death Note al cine?


Cuando la empresa de entretenimiento Netflix, famosa por haber adaptado varias series de Marvel y crecer a una velocidad vertiginosa en el mundo del streaming, anunció que iba a realizar un film adaptando el aclamado manga Death Note, muchos seguidores vieron la noticia como una gran oportunidad para hacer crecer aún más la leyenda de aquel título, con producción estadounidense y posibilidad de crecer exponencialmente en varios continentes.

RELACIONADO: Top 50 - Los mejores mangas de la historia


Las películas y serie anime japonesas


Primeramente, en junio 2006, justo después de finalizar la historia y publicación de dicho manga (en mayo de aquel año), se había estrenado la primera película live-action sobre ella, titulada sencillamente Death Note, con producción y actores nipones, y dirigida por Shusuke Kaneko. Aquella primera obra tuvo un éxito bastante grande en su país, lo que dio paso a que se realizaran hasta tres películas más, Death Note: The Last Name (noviembre de 2008), Death Note: L Change the World (2008) y, finalmente, Death Note: Light Up the New World (2016), todas ellas intentando adaptar de forma fiel el manga original... ¡aunque con algunas grandes diferencias! Por ejemplo, Light encontraba el libro Death Note en la calle en vez del instituto, personajes como Mello, Mikami y Matt no aparecen en el filme, etc.


El manga también había sido adaptado de forma exitosa después del primer filme japonés live-action a una serie anime de 37 episodios emitidos entre octubre de 2006 (un mes antes del segundo filme) y junio de 2007. También esta adaptación guardaba una correlación bastante grande con la obra original en papel.



La adaptación de Netflix


El primer punto que comenzó a escandalizar a los seguidores del manga original fue un hecho que quizá se repite demasiado en las películas de Hollywood: el whitewashing, es decir, el blanqueo de los personajes. Adam Wingard, el director de la cinta, junto a los guionistas Charles Parlapanides, Vlas Parlapanides y Jeremy Slater, decidieron que la historia iba a ocurrir en la ciudad de Seattle (Estados Unidos) y no en Tokyo (Japón), con los personajes americanizados. Esto ha ocurrido otras tantas veces, sin ir más lejos en Ghost in the Shell (2017), de Scarlett Johansson, pero tuvo especial relevancia antes de que se estrenara esta cinta de Netflix.


De todos modos y olvidándonos de este punto, para muchos seguidores lo que resultó un ultraje fue la ligereza y contenido la historia del filme. La profundidad psicológica de cada personaje se olvida con la intención de relatar una película rápida y fresca, olvidando las motivaciones del protagonista, Light, que en un momento dado esgrime algunas razones para hacer lo que hace de forma muy diferente al manga original. Light Turner (se cambió el nombre, 'Turner' en vez de 'Yagami') es inteligente, pero emocionalmente mucho más inestable que su versión japonesa original. Menos estratega y más impaciente, falible e impulsivo.


Por otro lado, L también cambia bastante con respecto a su versión original. Es negro - en vez de japonés - y aunque es raro y extravagante no tiene el aspecto alocado y siniestro de las series manga y anime. En realidad es carismático y ultrainteligente, pero para nada es como en sus versiones anteriores...


Este conjunto de cambios unido a la ligereza de la trama en pro de la velocidad argumental, y olvidarse de gran parte de la mitología del libro que da nombre a la obra, el Death Note, pasando por alto numerosos detalles de importancia, convirtieron la película en un insulto para muchos fans... ¡algunos comparando Death Note con Dragon Ball: Evolution, otra adaptación norteamericana de un manga japonés, que tuvo una recepción de crítica y taquilla realmente malas!


¿Es tan mala?


Quizá como adaptación, el filme se equivoca en muchos aspectos... pero la película, analizada como un ente aparte y como una adaptación 'libre', no funciona tan mal. Tiene los mismos tópicos de siempre en este tipo de obras thriller de adolescentes de Hollywood, pero tiene otros tantos aspectos que la convierten en una película eficaz, que consigue mantener la tensión y presenta los elementos básicos de cada personaje de la obra original.


La banda sonora y las secuencias del metraje son en algunos momentos realmente bellos a nivel visual, con unas escenas y planos de grandiosa calidad. Puro cine de evasión y espectáculo de luces que envuelven al espectador de inmediato. Además, quizá haber descargado de complejidad la trama ayuda a que el espectador se relaje y disfrute de un viaje con pocas complicaciones aunque con alguna sorpresa final bastante interesante...



Un éxito de espectadores y futuras secuelas


La intención de Netflix, pese a las opiniones encontradas y la controversia generada, es que este filme vaya a tener secuelas.

"Que la gente lo vea y Netflix ordene una secuela." - Adam Wingard


Además, hubo muchísima gente que vio el filme a nivel mundial, habiendo recaudado hasta el momento un total de 40 millones de dólares del streaming.

De todos modos, como nota negativa, Adam Wingard ha tenido que abandonar twitter debido a la enorme cantidad de amenazas que ha recibido por los fans más radicales...


Ryuk del manga vs versión de Netflix




Pero ahora... 

¡Opina tú!

¿Qué te ha parecido esta adaptación al cine de un manga como 'Death Note'?


También te puede interesar:

- Tokyo Ghoul (2017): Tráiler



   

1 comentario:

  1. De verdad la mejor reseña que lei.. y sumamente de acuerdo con tu comentario, la pelicula en si sola funciona. pero si la comparamos con la historia original decae bastante, ya que de verdad lo interesante de Death Note es la guerra de ingenio, estrategia, lo calculador y de deduccion.. entre L y Light. ya que para mi el la columna vertebral de la historia. que es lo que carece la pelicula de netflix.. que ya casi al final se vio algo del light calculador..

    muy buena reseña...

    ResponderEliminar

También te puede interesar: