22/2/17

BIOMEGA, un manga cyberpunk oscuro e inquitante



"Año 3005 D.C. La humanidad logra enviar una nave tripulada a Marte después de siete siglos y medio."

Zombies, cyberpunk y viajes a Marte.


Si te gusta el subgénero de la ciencia ficción cyberpunk, Biomega es una parada obligatoria en tu recorrido narrativo, ya que su experimentado autor, Tsutomu Nihei, se ha convertido en las últimas décadas en un referente del género, encontrándose en esta obra todas sus virtudes narrativas y artísticas.

Puntuación:
Puntuación de cómics
¿Te gusta este manga?

Publicación en España: 'Biomega', publicado por Panini entre 2008-2010
Publicación original: バイオメガ (Baiomega), publicado en Ultra Jump, de Shueisha entre 2004-2009, y recopilado en 6 tomos


Autora completa: Tsutomu Nihei
Género: Seinen, Ciencia ficción, ZombiesCyberpunk
Formato: Rústica con sobrecubierta
Páginas: 216 páginas, Blanco/negro
ISBN: 9788498850598
Precio: 7,95 euros

En primer lugar hay que destacar que Nihei no cuenta las historias igual que el resto de mangakas. A él le encanta mantener una gran intriga en sus historias y es por eso que las conversaciones y narrativas de apoyo (o explicativas) escasean hasta tal punto que el lector se puede encontrar con tres o cuatro páginas sin ninguna palabra, apoyándose exclusivamente en sus dibujos panorámicos y verticales en los que las ciudades futuristas son su forma de comunicar emociones, sentimientos y detalles. Los dibujos resultan apabullantes y en muchas ocasiones vemos al protagonista como un simple punto envuelto por la enormidad del paisaje distópico, hecho que llamó tanto la atención de Marvel, que decidieron contratarle para que realizara una historia alternativa de Lobezno (Wolverine), titulada Wolverine: Snikt! y en la que se pueden apreciar todas las virtudes del artista y sus estilo propio.


Un futuro alejado

En este caso, Biomega nos transporta al 3005, año que supuso un hito para la sociedad puesto que habían conseguido regresar a Marte después de 700 años sin viajes espaciales hacia aquel planeta... pero mientras tanto, una terrible epidemia está convirtiendo a los humanos en drones, una suerte de zombies bastante horrorosos y capaces de regenerar sus extremidades, entre otras cosas. Es entonces cuando hace su aparición el personaje principal de la obra, Zoichi Kanoe, miembro de Industrias TOA, que va en busca de humanos que hayan sido capaces de adquirir inmunidad contra el virus N5S, responsable de las transformaciones en drones... pero todo comenzará a complicarse cuando se descubran los verdaderos planes de otra oscura industria, competencia de TOA.

La trama nos sitúa claramente ante una epidemia zombie, pero con un toque hiperfuturista que pocas veces hemos podido disfrutar en el género, convirtiendo el manga en una clara mezcolanza entre el cyberpunk y el gore, con unas escenas de acción bastante bestias - y abundantes -, y una velocidad argumental que no son tan comunes en otros de los trabajos del autor, como Blame! o Wolverine: Snikt!, ambas mucho más solemnes y pausadas. Lo que al final engancha de esta obra es su alto contenido de ciencia ficción; por ejemplo, la isla artificial inmensa donde se sitúa la trama principal es una mezcla entre la Megacity 1 del Juez Dredd y la ciudad del Ghost Rider 2099; la intriga es apabullante desde el comienzo; y su gran tono de oscuridad que embarga cada escena, cada viñeta, gracias al fascinante dibujo y trazo de Tsutomu Nihei, convierten el manga en una obra de arte visual.

Espectacular página inicial en la que vemos la gran isla donde se dirige el protagonista en moto (se puede ver debajo):

Una obra independiente

Aunque las industrias TOA también aparecen en otro de los mangas de Nihei, Blame!, no hay conexiones directas ni con esta obra ni con NSE y NOiSE, secuela y precuela respectivamente de la propia Blame!, algo que muchos aficionados esperaban que fuera igual en Biomega... Pero aquella historia se sitúa en un futuro más alejado que Biomega. Y los ingredientes, a pesar de ser casi los mismos, no son utilizados de la misma manera. En Blame! el autor nipón utilizaba en exceso las vistas panorámicas y alargadas (algo apasionante visualmente), pero en Biomega, aunque hay muchas grandes imágenes, la trama se centra más en las batallas, en la espectacular moto del personaje principal y en los hachazos que da con su arma...


Edición

La obra fue publicada originalmente por la editorial Shueisha en su revista Ultra Jump entre 2004 y 2009, y fue recopilada en 6 tomos. Y esta recopilación fue traducida y publicada en castellano por Panini en su sección Panini Manga a partir de 2008.


En conclusión...

Tsutomu Nihei es capaz de convertir un futuro distópico cyberpunk y desolador repleto de zombies (drones en el caso de este manga) en una obra repleta de grandes imágenes, una belleza inhóspita, valiente y cruel, con ramalazos al mejor cyberpunk y una intriga que poco a poco va satisfaciendo al ávido lector que se atreve a adentrarse en estas oscuras páginas... y leer es un decir, porque muchos momentos del manga prescinden de la narrativa para dar paso a viñetas de gran potencia visual. Recuerda, a nivel visual y salvando las distancias, a la popular serie Prophet, aunque sin su valor cósmico, pero sí que comparten el estilo de imágenes panorámicas y profundamente descriptivas.


Algunas portadas del manga




Imágenes del interior

El gran aval del manga, las imágenes son apabullantes y artísticamente invencibles:







Apabullante mundo futurista... para aficionados a la ciencia ficción remota y tecnológica, donde el autor nos asfixia dentro de una ciudad/isla sin fin, repleto de amenazas y tecnología abandonada, mientras nos asaltan multitud de dudas que son levemente respondidas, y entretando la melancolía, la desesperanza y el desastre se avecinan como una tormenta en ciernes que va a destruirlo todo. Es complicado encontrar historias así.





   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar: