Dragon Quest: Los reinos oníricos (Dragon Quest VI)




Dragon Quest: Los reinos oníricos (Dragon Quest: Maboroshi no Daichi, ドラゴンクエスト 幻の大地) es un manga shonen que adapta las crónicas de Dragon Quest VI, sexta parte de la franquicia de videojuegos y mangas Dragon Quest. Fue publicado originalmente entre 1997 y 2001, contando con 52 capítulos divididos en diez tomos.



Sinopsis


La historia comienza con tres viajeros sentados alrededor de un fuego. El líder dice que es el momento adecuado y el trío camina hacia un acantilado cercano. Una niña toca una flauta, convoca un dragón y vuela al castillo de Maou Mudo. Los tres entran y no encuentran ningún problema hasta que llegan a la sala del trono. Mudo los sorprende y aparentemente mata a la niña y al artista marcial. Después de que Mudo derrota al líder, Botsu, este se despierta en su casa en el pueblo de Lifecod.

"Mi nombre es Botsu... mi sueño es convertirme en un héroe."

El universo de Dragon Quest es amplísimo. Desde que el primer videojuego fuera creado en 1986, no han parado de salir secuelas del original (o precuelas) hasta superar los 30, además de muchos mangas adaptando las aventuras de este mundo. Los más famosos han sido, por el momento, Dragon Quest: Dai no Daibōken y Dragon Quest: Emblem of Roto, aunque ha habido bastantes más, entre ellos este, Dragon Quest: Los reinos oníricos, adaptación del videojuego Dragon Quest VI.

Portada del videojuego (arte de Akira Toriyama):

Un videojuego en manga


Puntuación:
Publicación en España: Publicado por Planeta Cómic en noviembre de 2018
Publicación original: Dragon Quest: Maboroshi no Daichi, ドラゴンクエスト 幻の大地) fue publicado entre 1997 y 2001 en la revista Shounen Gangan
Autor completo: Masaomi Kanzaki
Formato: Rústica con sobrecubierta, 11,1 x 17,7 cm.
Género: Fantasía, Magia, Shonen
Páginas: 192 páginas, Blanco y negro, Orden de lectura oriental
Precio: 8,95 euros

La narrativa de este manga es como si fuera un videojuego. El primer tomo se separa en cinco capítulos. El primero es 'Botsu', presentando al protagonista y el lugar donde vive. También sus motivaciones principales y compañeros. Después comienza la aventura, un viaje iniciático que le hace emprender una misión de lo más peligrosa, desarrollándose inicialmente en los capítulos 'El festival de los espíritus', 'El viaje', 'La Torre del Desafío I' y 'La Torre del Desafío II'. Visualmente, el estilo de dibujo de Masaomi Kanzaki se basa claramente en Akira Toriyama, teniendo un gran parecido también a Gosho Aoyama (Yaiba, Detective Conan), influenciado claramente por estos mangas que vivieron en los años 90 su apogeo y provocaron que muchos autores nuevos se guiaran por su estilo de dibujo.

Y por otro lado, ¿cómo es relatada la trama? Básicamente, Masaomi Kanzaki comenzó a jugar al videojuego para relatarla en el manga. Así de simple y sencillo. Es una adaptación del videojuego y está realizado para dar a conocer aún más este impresionante universo, repleto de monstruos que pueden recordar a Pokèmon... aunque Dragon Quest fue anterior. Este manga en particular fue publicado entre 1997 y 2001, y fue recopilado en diez tomos.

"¡¡Imbéciles!! ¡¡¡Os convertiré en piedra y lo lamentaréis durante toda la eternidad!!!"

La historia es divertida, directa y recuerda muchísimo a Dragon Ball, aunque poniéndole un tono fantástico bastante divertido. El momento del entrenamiento del personaje principal se asemeja a Dragon Ball o a Dragon Quest: Emblem of Roto, y es que hay que tener en cuenta que Akira Toriyama ayudó a diseñar los personajes y videojuegos de esta saga.

"De eso se trata. Si yo no creo en mí mismo... no conseguiré que nadie crea en mí."

Edición


Planeta Cómic ha publicado esta serie en edición rústica de tamaño reducido, 11,1 x 17,7 cm., con sobrecubierta y a un precio asequible de 8,95 euros por 192 páginas.


En conclusión...


Un título de manga divertido y que recuerda muchísimo a Dragon Ball, del que absorbe su estilo visual y narrativo, además de tener un ritmo similar al videojuego. Es entretenido, pero no llega al nivel de Dragon Quest: Emblem of Roto.







         

1 comentario: